Search
Categories
Actualidad

Avanza combate contra hongo que ataca a la fresa

agricultor-recolecta-fresa-en-mexico
“La Secadera” afecta al cultivo de fresa. (Foto: Fernando Maldonado / elsoldemorelia)

Un caso de éxito en el control biológico de la enfermedad conocida como “La Secadera”, la cual afecta gravemente a los cultivos de fresa, se presentó recientemente en la región de Zamora, México.

Este logro, expuesto por el investigador Ramón del Val, sienta las bases para mejorar el cultivo y reducir los daños ocasionados por esta enfermedad.

La problemática de “La Secadera” comenzó a ser evidente a partir de 2017 y es causada por el hongo Neopestalotiopsis, que se ha convertido en un problema global para la producción de fresas.

¿Conoce el Bioinsecticida a base de hongos?

Este hongo ha reducido en un 60 por ciento la superficie cultivada en los últimos años, afectando significativamente la industria de la fresa​​.

El estudio y sus resultados

El trabajo realizado por el equipo del investigador Del Val se llevó a cabo en tres parcelas experimentales ubicadas en Chavinda, Zamora y Jacona.

Durante la investigación, se emplearon biológicos nativos de la región, como micorrizas y tricodermas. Según Del Val, “con el uso de biológicos nativos de la región como las micorrizas y los tricodermas se obtuvo fruta de mayor peso y tamaño, con mayor calidad en el caso de la micorriza”​​.

El uso de estos biológicos mejora la calidad de la fruta y mantiene a raya a los organismos patógenos.

Aunque estos patógenos persisten, no afectan de la misma manera gracias al uso de biológicos.

De interés: Científicos extraen moléculas de las plantas

Del Val enfatizó la importancia de confiar en los microorganismos en lugar de los agentes químicos y recomendó el uso de plantas certificadas y variedades tolerantes a “La Secadera”.

Además, sugirió realizar análisis de suelo y microbiológicos, y aprovechar los insumos generados en las biofábricas​​.

Metodología

La investigación, iniciada en septiembre de 2022, incluyó el análisis de muestras de suelo de 11 municipios productores, ocho en el valle de Zamora y tres en el valle de Maravatío.

En este esfuerzo colaboraron investigadores de los Institutos Tecnológicos de Tlajomulco de Zúñiga (Jalisco) y Coalcomán, así como del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) de Tepalcatepec (Michoacán).

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) estatal también participó a través de sus técnicos, quienes realizaron la toma de muestras de suelo, plantas y frutas afectadas​​.

Hongo de “La Secadera”

El hongo Neopestalotiopsis afecta al cultivo de la fresa principalmente a través de la pudrición de la raíz y la corona de la planta, mostrando una gran resistencia a diversos fungicidas químicos.

Este hongo genera podredumbres desde la raíz y, en algunos casos, afecta también a los frutos tras ser cosechados.

Para mitigar estos efectos, es esencial conservar las fresas en postcosecha a bajas temperaturas y no romper la cadena del frío​​.

Lea: ¿Por qué es importante la raíz para las plantas?

Con el avance en el combate al hongo Neopestalotiopsis mediante el uso de biológicos representa un paso significativo hacia la sostenibilidad y mejora de la producción de fresas.

El éxito del estudio liderado por Del Val demuestra que es posible reducir el impacto de “La Secadera” y mejorar la calidad del cultivo con métodos biológicos.

Fuente: elsoldezamora.com

Categories
Maíz

¿Cómo se siembra el maíz?

¿Cómo se siembra el maíz?

Colocar dos o tres semillas en cada agujero a una profundidad de 5 cm son dos de las claves sobre cómo se siembra el maíz

mano-demostrando-como-se-siembra-el-maiz
La preparación del terreno, así como la profundidad y la distancia entre plantas e hileras son fundamentales durante la siembra. (Foto: Shutterstock)
Índice de contenido

La siembra de maíz se realiza directamente en el campo y no en semillero, colocando dos o tres semillas por agujero o hueco a una profundidad previamente establecida sobre suelo húmedo.

La técnica de siembra manual o a mano implica hacer agujeros de aproximadamente 5 cm de profundidad, en los cuales se depositan las semillas.

Y si fuese con sembradora, ¿cómo se siembra el maíz? Primero que nada, esta se debe calibrar, y mantener una velocidad constante (de entre 4km/h a 6 km/h) al momento de la siembra para lograr uniformidad en el cultivo a lo largo de la temporada.

Es importante tener en cuenta que la cantidad de semillas a sembrar, la profundidad y la distancia entre las semillas pueden variar dependiendo de factores como el tipo de maíz, las condiciones del suelo y el clima.

¿Cómo se siembra el maíz paso a paso?

A continuación desglosamos en una lista los pasos principales para realizar una siembra de maíz exitosa.

  1. Preparación del terreno
  2. Selección y preparación de semillas
  3. Siembra del maíz
  4. Profundidad de siembra
  5. Distancia y densidad de siembra

De acuerdo con el boletín técnico del Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (Inta), de Costa Rica, la densidad recomendada para variedades es entre 50 mil y 55 mil por hectárea, mientras que para semillas híbridas hasta 62 mil plantas.

Tipos de siembra de maíz

Existen dos métodos principales de siembra: manual y mecánica. Cada uno tiene sus ventajas y ciertas desventajas, se utiliza dependiendo del tamaño del terreno y los recursos disponibles.

Descargue gratis:
Tipos de siembra

Conozca las ventajas y desventajas de la siembra manual y la siembra mecánica

¿Cuántos granos o semillas de maíz se siembran?

La cantidad de granos de maíz en cada agujero debe de ser de entre dos y tres. Esto puede ayudar a evitar cualquier pérdida temprana.

Además, el número de granos sembrados por hectárea depende de la variedad y las condiciones del suelo.

¿A qué profundidad se siembra el maíz?

Otra de las preguntas que surgen al investigar cómo se siembra el maíz es la profundidad de siembra, crítica para la germinación y su desarrollo.

Las semillas deben sembrarse a una profundidad de hasta 5 centímetros, para evitar que la emergencia se dificulte o que esta quede a la intemperie.

Es importante recalcar que, pese a que la recomendación tiene un rango de entre 2 a 5 cm, en campo acuerde con los sembradores o calibre la maquinaria para dejar una profundidad lo más fija posible dentro de ese rango.

Esto genera uniformidad en la germinación y, por ende, manejos y prácticas agrícolas más adecuadas al estado fenológico de todas las plantas, lo que da mejores resultados de cosecha.

¿Cuál es la distancia correcta para sembrar maíz?

La distancia entre plantas e hileras es otro de los factores que afectan directamente el rendimiento del maíz al final de la temporada.

El Inta propone que la distancia de siembra debe de ser de 75 a 80 cm entre surcos y de 20 a 25 cm entre plantas para la siembra mecanizada, con una semilla por agujero.

En la siembra manual, las distancias serían 75 a 90 cm entre surcos y 40
a 50 cm entre sitios de siembra, con dos plantas por agujero.

La recomendación estándar es una separación de 20 a 30 centímetros entre plantas y de 70 a 90 centímetros entre hileras.

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) aconseja 22 cm (en promedio) entre plantas y 80 cm (en promedio) entre hileras para optimizar la luz y el espacio.

profundidad-distancia-hileras-plantas-de-maiz
Durante la siembra se designa la densidad por hectárea del cultivo. (Ilustración: Cambiagro)

Densidad de siembra del maíz

La densidad de siembra, o el número de plantas por unidad de superficie, es un factor determinante en el rendimiento.

Esta va muy relacionada con el tipo de variedad de maíz y la distancia entre granos e hileras al momento de la siembra.

De acuerdo con el Inta, se recomienda sembrar entre 50 mil y 55 mil plantas para el caso de variedades. Mientras que en los híbridos, de 60 mil a 62 mil plantas.

En contraparte, un ensayo publicado por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), realizado en El Bajío, México, dio como una densidad óptima 100 mil plantas por hectárea.

Consideraciones adicionales

Recuerde que además de una siembra de calidad, debe considerar una elección correcta de la semilla y su tratamiento.

No perder detalle en cada paso es importante para que cada etapa del cultivo de maíz tenga un desarrollo correcto y seguro.

Categories
Maíz

¿En qué mes se siembra el maíz?

¿En qué mes se siembra el maíz?

Mayo es el mes de siembra de maíz que predomina en la región. En algunos países hay segunda siembra y en Nicaragua todo el año

planificacion-en-que-mes-se-siembra-el-maiz
En los países de la región, la siembra de maíz se realiza entre los meses de febero a julio, coincidiendo con las lluvias. (Foto: Shutterstock)
Índice de contenido

Para responder ¿en qué mes se siembra el maíz? se deben tomar en cuenta varios factores, porque esto varía dependiendo del país, la zona dentro del país y el clima.

En la mayoría de las regiones templadas y tropicales, como Guatemala, México, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador, la temporada de siembra es a finales de abril o principios de mayo.

Por lo regular, se acostumbra a planificar la siembra para que coincida con el inicio de la temporada de lluvias.

Siembra de maíz: desde México hasta Ecuador

En la mayoría de los países de la región, mayo es el mes en el que más se siembra maíz, mientras que en Nicaragua es todo el año, debido a que tienen hasta cinco siembras.

México
Mes de siembra
Junio
Segunda siembra
Noviembre
Guatemala
Mes de siembra
Marzo-mayo
Segunda siembra
Noviembre
El Salvador
Mes de siembra
Mayo-junio
Segunda siembra
Agosto-septiembre
Honduras
Mes de siembra
Mayo-julio
Segunda siembra
Octubre-noviembre
Nicaragua
Mes de siembra
Todo el año
Costa Rica
Mes de siembra
Mayo-junio
Segunda siembra
Agosto-septiembre
Panamá
Mes de siembra
Abril-mayo
Segunda siembra
Septiembre-octubre
Colombia
Mes de siembra
Febrero-abril
Ecuador
Mes de siembra
Mayo-julio
Segunda siembra
Diciembre-febrero

Para los agricultores, sembrar en el momento adecuado asegura una buena germinación y un desarrollo óptimo de las plantas. Esto sucede porque el cultivo se mantiene hidratado gracias al agua de lluvia y no sufre estrés por el clima, debido a que los meses elegidos son los óptimos.

¿En qué mes es la segunda siembra de maíz?

En países como México y Guatemala, la segunda siembra de maíz se realiza a partir de noviembre. Esto se debe a los climas y microclimas que se manejan en diferentes partes de sus territorios.

En El Salvador y Costa Rica, la segunda siembra se realiza entre agosto y septiembre. En Honduras, entre octubre y noviembre, mientras que en Panamá, septiembre y octubre.

El caso de Nicaragua, con cinco épocas de siembra, el cultivo está en distintas etapas todos los meses. Estas épocas son llamadas primera, postrerón, postrera, apante y riego, de acuerdo con el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) de Nicaragua.

Colombia, por su parte, cuenta con la única siembra, mientras que Ecuador, entre diciembre y febrero.

¿Qué factores influyen en la época de siembra?

Como todo cultivo, el éxito del maíz está ligado no solo a una buena nutrición y manejo de problemas (enfermedades, hongos y plagas), sino también al clima, la temperatura, las lluvias y la humedad.

Analizar cada uno de estos factores antes de sembrar lleva a tomar buenas decisiones que garanticen un manejo efectivo.

siembra-debe-coincidir-con-temporada-de-lluvia
La siembra debe coincidir con la época de lluvia. (Foto: Shutterstock)

Temperatura del suelo

El maíz requiere una temperatura del suelo de al menos 10 °C para germinar. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), las temperaturas óptimas para la siembra de maíz son entre 15 °C y 30 °C.

Riesgo de heladas

Es esencial evitar las heladas. En regiones altas, la siembra comienza después de la última helada, generalmente en abril o mayo.

Estación de lluvias

En zonas donde la siembra depende de la lluvia, es importante alinear la siembra con el inicio de la temporada de lluvias.

¿En qué mes se siembra el maíz?: Depende de la experiencia del agricultor

Elegir en qué mes se siembra el maíz (Zea mays) de forma correcta maximiza el rendimiento del cultivo.

Considerar factores como el clima, la temperatura del suelo y la disponibilidad de agua ayudará a determinar el mes óptimo para la siembra, asegurando una cosecha exitosa.

En nuestra región, que abarca desde México, pasando por Centroamérica, hasta Ecuador, los meses de siembra de maíz ya forman parte de la cultura y tradición ancestral, elegidos tradicionalmente por coincidir con la lluvia.

Sin embargo, cabe recalcar que no hay un día específico de siembra, debido a que en campo, los agricultores deben de estar pendientes al establecimiento de la temporada de lluvia.

Siga explorando:
Categories
sincategoria

Top 5 claves para una buena siembra de maíz

Top 5 claves para una buena siembra de maíz

1. Realizar análisis de suelo

Por medio de un análisis de suelo es posible conocer la disponibilidad o carencia de los nutrientes para aportarlos por medio de la fertilización.

2. La mecanización del suelo

Una semilla germina mejor en suelo suave. Esto se puede realizar con maquinaria de labranza y arado. Se recomienda hacerlo una o dos veces al año.

3. Distancia entre plantas

Esto impacta en el desarrollo y rendimiento. Plantas muy cerca compiten unas contra otras por nutrientes. La distancia es definida por la variedad de maíz.

4. Sembrar a buena profundidad

El grano debe sembrarse a una distancia de entre 2 a 5 centímetros de la superficie. Una siembra uniforme lleva a una emergencia uniforme del cultivo.

5. Humedad del suelo

Antes de la siembra el suelo debe estar húmedo para que el grano tenga las condiciones ideales para germinar. Evite agua en exceso o encharcamiento.

6. ¡Bonus! Tratador de semillas

Las semillas que siembre deben ser tratadas con un insecticida y fungicida para protegerla durante la germinación y la emergencia. Se recomienda combinar con un bioestimulante para mejores resultados.

Productos relacionados

BIOSMART® Enraizer

Categories
Actualidad

Científicos usan moscas y avispas para controlar chinches

El monitoreo es clave en el Manejo Integrado de Plagas. (Foto: Investiga CyT UNLP)

Un equipo de científicos de la Universidad Nacional de La Plata, en Argentina, está implementando un innovador método de control biológico para combatir las chinches en los cultivos de soja y otros productos hortícolas.

Esta técnica utiliza moscas y avispas, promoviendo un enfoque más ecológico en la gestión de plagas.

Desde la Facultad de Ciencias Naturales y Museo, en el Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE UNLP-CONICET- CIC), los investigadores han estado estudiando las chinches que afectan gravemente a las producciones agrícolas.

Conozca más del Manejo Integrado de Plagas

Según la directora del proyecto, Fernanda Cingolani, el método se basa en “la capacidad de avispas y moscas parasitoides para atacar a las chinches, interfiriendo en su ciclo de vida y eliminándolas de manera natural“.

El control biológico es un enfoque que emplea organismos vivos para controlar las poblaciones de plagas, enfermedades y malezas. Con este método, es vital identificar a los enemigos naturales de las plagas presentes de forma espontánea en los agroecosistemas.

¿Cómo las controlan?

En este caso, las avispas parasitoides colocan un huevo dentro del huevo de la chinche. La larva que nace de este huevo consume a la chinche durante su desarrollo y, al completar su ciclo, emerge una avispa parasitoide adulta.

Las moscas parasitoides actúan de manera similar, colocando un huevo sobre el cuerpo de la chinche, cuya larva luego se introduce en el cuerpo de la chinche y la consume por dentro durante su desarrollo.

Cingolani explica que tanto las avispas como las moscas son inofensivas para los humanos, ya que no tienen veneno y solo consumen el polen de las flores.

Inofensivas para el humano

Sin embargo, durante su desarrollo, terminan matando a las chinches plaga. “Estas avispas y moscas nos ayudan a combatir las plagas, aprovechando ese servicio ecosistémico que la naturaleza nos regala, esa relación natural que hay en el ambiente”, señaló Cingolani​​.

La producción de estos enemigos naturales a escala comercial es una práctica común en muchos países del mundo, donde los productores los compran y los liberan en sus campos.

Además, existen iniciativas que promueven que los propios productores críen y mantengan la presencia de estos enemigos naturales en sus terrenos.

Las investigaciones del grupo de Ecología de Plagas y Control Biológico del CEPAVE se centran en entender la biología y ecología de las principales plagas agrícolas y sus enemigos naturales, principalmente parasitoides y depredadores.

En tendencia: Maíz guacho es clave para el control de la chicharrita

Evaluar las interacciones entre estos organismos es una tarea importante para desarrollar estrategias de manejo de plagas más eficientes.

Este proceso incluye monitoreos de las plagas y la recolección de insectos en el campo, seguidos de experimentos tanto en laboratorio como en el propio campo.

El objetivo final es desarrollar e implementar un manejo integrado de plagas con énfasis en el control biológico, aprovechando los recursos naturales propios de la región.

Fuente: Investiga Agencia CyT de la Universidad Nacional de La Plata

Categories
Actualidad

Panamá y el exclusivo café del que todos hablan

El café Geisha fue introducido en Panamá en 1963. (Foto: Banexport/Facebook)

El café geisha, conocido por su exclusividad y altos precios, se cultiva en varios países de la región, entre ellos, Panamá.

A pesar de su origen en Etiopía, África, esta variedad ha encontrado en ese país las condiciones perfectas para su desarrollo, lo que ha colocado Panamá en el mapa de la cultura cafetera de especialidad.

El cultivo del café geisha es complicado y casi se descubrió por accidente.

Los primeros en acuñar el término “café de especialidad” fueron los compradores norteamericanos, sorprendidos por la calidad de los granos panameños.

La introducción del geisha en Panamá data de 1963, aunque inicialmente no tuvo éxito debido a su cultivo a baja altitud, lo que no permitía desarrollar su verdadero potencial​​.

Café… de especialidad

Panamá no siempre tuvo una cultura cafetera destacada. De hecho, hace 25 años, una crisis obligó a los productores a cambiar su enfoque.

Ricardo Koyner, de la finca Kotowa, relata cómo los productores panameños, incluidos él mismo, tuvieron que viajar a Estados Unidos para presentar sus cafés, encontrándose con la incredulidad de los compradores que no asociaban a Panamá con el café​​.

El punto de inflexión llegó en 2004 cuando el geisha obtuvo el primer lugar en el concurso Best of Panamá, organizado por la Asociación de Cafés Especiales de Panamá desde 1997.

Este concurso se creó para atraer críticos y compradores especializados, y ha sido una ventana al mundo para el café panameño​​.

El hallazgo

Daniel Peterson, dueño de Hacienda La Esmeralda, descubrió la excepcionalidad del geisha en 2004, mientras probaba variedades de sus cosechas.

Según Peterson, el sabor era tan inusual que pensó que algo estaba mal, pero en realidad era el exótico perfil de sabor del geisha.

El éxito en el concurso de ese año llevó a otros productores a darse cuenta de que también tenían geisha en sus plantaciones, lo que impulsó el cultivo de esta variedad​​.

Condiciones ideales

Panamá ofrece las condiciones perfectas para el cultivo del geisha: altitudes entre 1,200 y 2,000 metros, temperaturas entre 18 °C y 21 °C, suelos volcánicos y una precipitación anual de unos 2,000 mm.

Sin embargo, como señala Ratibor Hartmann, productor en la finca Guarumo, no todo puede ser Geisha. Cada tipo de café debe ser cultivado con base científica para aprovechar al máximo el entorno​​.

El proceso de cultivo del geisha es laborioso, con una baja productividad y una cosecha manual que se enfoca en mantener sus sabores cítricos y florales.

Esta dedicación y las condiciones específicas necesarias para su cultivo contribuyen a su elevado precio​​.

El mercado del geisha

El geisha panameño ha alcanzado precios astronómicos en subastas internacionales. En la última subasta del Best of Panamá 2023, el ‘Carmen Geisha – Carmen Estates By Panama Red Carmen Café Trading’ se vendió a US$4.538,19 el medio kilo, alcanzando un total de US$250.125 por un lote de 25 kilos. El precio medio fue de US$868 el kilo​​.

A pesar de su popularidad en competiciones de baristas, el geisha no es común en las cafeterías convencionales debido a su alto precio.

Además, su preparación ideal es a través de filtrado para preservar sus matices, lo que no siempre está disponible en todas las cafeterías. Como resultado, es un café reservado para paladares exigentes y conocedores del café de especialidad​​.

Sin duda, el café geisha ha transformado la percepción de Panamá en el mundo cafetero.

Desde un hallazgo casi accidental hasta convertirse en uno de los cafés más valorados del mundo, su historia es un testimonio de cómo la dedicación y las condiciones ambientales perfectas pueden producir un café extraordinario.

Fuente: Xataka

Categories
Maíz

Enfermedades del maíz: identificación y manejo efectivo

Enfermedades del maíz: identificación y manejo efectivo

Las enfermedades del maíz pueden afectar la totalidad de la planta; entre las más comunes están la mancha de asfalto y la roya

hojas-con-enfermedades-del-maiz
Enfermedades del maíz como la roya o la mancha de asfalto disminuyen los rendimientos del cultivo. (Foto: Shutterstock)
Índice de contenido

Las enfermedades del maíz son causadas por una variedad de patógenos (que originan o desarrollan una enfermedad) que pueden afectar todas las partes de la planta, incluyendo hojas, tallos, raíces y mazorcas.

Estas son provocadas por hongos, bacterias, virus y nematodos, siendo los últimos la mayor causa de pérdida de rendimiento en los estados del sur de Estados Unidos en 2023.

Estos causaron una reducción estimada de 5.4 millones de bushels (1 bushel = 56 lb o 25.40 kg) en el sur, mientras que en el norte, pérdidas de 51 millones de bushels (unos 1,294 millones de kg).

Conocer las enfermedades más comunes y las estrategias para su manejo es importante para los agricultores que desean mantener altos rendimientos y asegurar la salud de sus cultivos.

En este artículo, exploraremos algunas de las principales enfermedades del maíz y proporcionaremos información valiosa sobre cómo controlarlas de manera efectiva.

Conozca la mancha de asfalto en maíz

La mancha de asfalto (conocida como mancha de alquitrán en algunos países de sudamérica y en Estados Unidos), es una de las enfermedades fúngicas más comunes en el maíz.

Es causada por el ataque de un complejo de hongos Phyllacora maydis, Monographella maydis y Coniothyrium phyllacorae, y se caracteriza por la aparición de pequeñas manchas negras en las hojas, que pueden unirse y formar áreas más grandes y necróticas.

Esta enfermedad no solo afecta la apariencia del maíz, sino que también puede tener un impacto significativo en la fotosíntesis y, por ende, en el rendimiento del cultivo.

mancha-de-asfalto-enfermedades-del-maiz
El hongo Phyllacora maydis es uno de los hongos que causa la mancha de asfalto en el cultivo. (Foto: Kiersten Wise, Bugwood.org)

¿Qué síntomas presenta la enfermedad?

  • Síntomas iniciales: las manchas comienzan como pequeñas lesiones negras, redondeadas o alargadas. Estas manchas pueden aumentar en número y tamaño, y en condiciones severas, cubrir gran parte de la superficie foliar.
  • Avance de la enfermedad: con el tiempo, las manchas pueden fusionarse, formando áreas más grandes de tejido muerto.
hongo-sobre-hoja-de-maiz
La humedad favorece al progreso de la enfermedad. (Foto: Kiersten Wise, Bugwood.org)

Estos factores favorecen la mancha de asfalto

La mancha de asfalto se desarrolla en condiciones de alta humedad y temperaturas moderadas. La presencia de rocío, lluvias frecuentes y un denso dosel foliar pueden aumentar la incidencia y la severidad de la enfermedad.

Según un documento de la Dirección General de Sanidad Vegetal y de la Dirección del Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria, la enfermedad se ve favorecida por temperaturas frías, 16-20 °C, y alta humedad relativa.

Durante el invierno, la enfermedad es más severa en las tierras bajas del este de México cuando las temperaturas presentan rangos de 17-22 °C, con humedad relativa media mayor a 75 %, típico de zonas de altitud media.

3 estrategias efectivas de manejo

  1. Resistencia genética: utilizar variedades de maíz que sean resistentes o tolerantes a la mancha de asfalto.
  2. Prácticas culturales: implementar rotación de cultivos y manejo adecuado de los residuos de cosecha puede ayudar a reducir la presencia del hongo en el campo.
  3. Aplicación de fungicidas: en casos donde la presión de la enfermedad sea alta, la aplicación de fungicidas puede ser necesaria.

¿Qué es la roya del maíz?

La roya del maíz es una enfermedad fúngica causada por el hongo Puccinia sorghi, de las más comunes y destructivas que afectan al Zea mays.

Se manifiesta a través de pústulas (manchas o lesiones) de color marrón rojizo que aparecen en la superficie de las hojas, y puede tener un impacto significativo en la fotosíntesis, el crecimiento y el rendimiento del cultivo.

hoja-de-maiz-enferma-de-roya
La roya empieza con pequeñas manchas elevadas color marrón rojizo sobre las hojas de las plantas de maíz. (Foto: Emmanuel Byamukama, South Dakota State University)

¿Cómo la identifico y qué síntomas causa en la planta?

  • Pústulas marrón rojizo: las pústulas, que son pequeñas manchas elevadas, aparecen en la superficie de las hojas y pueden dispersarse rápidamente bajo condiciones favorables.
  • Fusión de pústulas: con el avance de la enfermedad, las pústulas pueden fusionarse y cubrir grandes áreas de la hoja, afectando la capacidad fotosintética de la planta.
  • Daño fisiológico: la reducción de la fotosíntesis puede llevar a un crecimiento atrofiado, menor llenado de granos y, en casos severos, a la muerte de las plantas.

Hablemos del fungicida para la roya del maíz

La aplicación de fungicidas contra el hongo Puccinia sorghi, causante de la enfermedad, es una estrategia clave para controlarlo.

Para el tratamiento es común el uso de triazoles, estrobilurinas, carboxamidas, y de contacto como mancozeb y el clorotalonil.

Según la Aapresid, un nivel de severidad del 10 % del área foliar afectada puede ocasionar reducciones de hasta el 8 % principalmente en el peso del grano.

Para poder tomar la decisión de realizar el control químico es necesario conocer el Umbral de Daño Económico (UDE) y Umbral de Acción (UDA), el primero es un valor en el que la pérdida ocasionada por la enfermedad es igual al costo de su control.

En tanto, el UDA es un valor de intensidad de la enfermedad en donde debe ser controlada.

Estrategias efectivas para manejar las enfermedades del maíz

Las enfermedades del maíz, causadas por una variedad de patógenos, como se vio en párrafos anteriores, afectan el rendimiento y la calidad del cultivo.

Comprender y manejar enfermedades como la mancha de asfalto y la roya del maíz es importante para mantener la salud del maíz (Zea mays) y asegurar altos rendimientos.

A través del uso de variedades resistentes, prácticas culturales adecuadas y la aplicación de fungicidas cuando sea necesario, los agricultores pueden controlar eficazmente estas enfermedades y proteger sus cultivos.

Preguntas frecuentes

Las principales enfermedades del maíz incluyen la mancha de asfalto, la roya del maíz, así como infecciones por virus y nematodos. Estas enfermedades pueden manejarse mediante el uso de variedades resistentes y prácticas culturales.

La mancha de asfalto en maíz es una enfermedad fúngica causada por un complejo de hongos como Phyllacora maydis, Monographella maydis y Coniothyrium phyllacorae. Se identifica por la aparición de pequeñas manchas negras en las hojas que pueden fusionarse y formar áreas más grandes de tejido muerto.

Se identifica por la aparición de pequeñas manchas negras en las hojas que pueden fusionarse y formar áreas más grandes de tejido muerto.

Para manejar la mancha de asfalto en maíz, es recomendable utilizar variedades resistentes, implementar la rotación de cultivos y el manejo adecuado de residuos de cosecha, y aplicar fungicidas en casos de alta presión de la enfermedad.

La roya del maíz es una enfermedad fúngica causada por Puccinia sorghi. Se manifiesta a través de pústulas en las hojas, que pueden fusionarse y afectar la capacidad fotosintética de la planta, resultando en un menor rendimiento del cultivo.

Los fungicidas efectivos contra la roya del maíz incluyen triazoles, estrobilurinas, carboxamidas, mancozeb y clorotalonil. La decisión de aplicar fungicidas debe basarse en el Umbral de Daño Económico (UDE) y el Umbral de Acción (UDA).

Categories
Actualidad

Maíz guacho: clave contra la chicharrita

El maíz guacho es hospedero de la chicharrita (Dalbulus maidis). (Foto: Aapresid)

El achaparramiento del maíz se ha convertido en el mayor desafío para los productores maiceros en Argentina en esta temporada.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, esta enfermedad provocó una caída de 65 millones de toneladas en la estimación de la producción nacional entre marzo y abril, y su impacto en el ciclo maicero 2023/2024 aún es incierto​​.

En este contexto, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), indicó que la eliminación de los maíces guachos, que actúan como reservorios del vector y la enfermedad, se presenta como una medida importante para su control.

Conozca todo sobre el Dalbulus achaparramiento del maíz

El maíz guacho, también conocido como maíz voluntario, se origina a partir de espigas rotas y granos perdidos durante la cosecha que germinan en los lotes, banquinas (banquetas) y áreas urbanas.

Estos maíces actúan como un “puente verde” entre cosechas, albergando tanto al vector del achaparramiento como a los agentes causales de la enfermedad.

Al alimentarse de una planta contaminada, la chicharrita (Dalbulus maidis) puede infectarse y transmitir los patógenos a otras plantas sanas​​.

Estrategias de manejo

El control de plantas guachas debe comenzar durante la cosecha de maíz de la temporada anterior. Es esencial una adecuada regulación de la cosechadora para evitar la caída excesiva de granos y la ruptura de espigas.

Según los especialistas Juan Pablo Vélez y Santiago Tourn, en un informe reciente, las prácticas recomendadas incluyen la inspección estática del cabezal, ajustes en el lote, sistemas de trilla, separación y limpieza, monitoreo constante, capacitación del personal y acompañamiento técnico especializado​​.

Control químico

El uso de herbicidas selectivos, como graminicidas, es efectivo para el control del maíz voluntario, especialmente cuando las plantas tienen hasta 3 o 4 hojas.

Aplicar herbicidas en etapas más avanzadas permite el desarrollo del vector, aumentando el riesgo de infección.

Los herbicidas FOPs (Ariloxifenoxipropionatos) y DIMs ( Ciclohexanodionas) son eficaces en los primeros estados vegetativos, aunque los FOPs presentan mayor eficacia en estadios más avanzados.

Lea: ¿Por qué las malezas desarrollan resistencia a los herbicidas?

Es fundamental tener en cuenta el estado fenológico del maíz y aplicar los principios básicos de aplicación, como las condiciones climáticas, elección de boquilla, cobertura de gotas y uso de adyuvantes​​.

Los lotes infectados disminuyen el rendimiento de su producción. (Foto: eleco.com.ar)

Manejo adecuado

El manejo adecuado de los maíces guachos no solo previene el achaparramiento, sino que también mejora la rentabilidad y productividad de los cultivos.

Una combinación de acciones durante la cosecha y una planificación cuidadosa para la próxima temporada puede reducir significativamente el riesgo de la enfermedad​​.

El control del maíz guacho es una estrategia esencial en la lucha contra el achaparramiento del maíz, de acuerdo con Aapresid.

Mediante la regulación adecuada de la cosechadora y el uso estratégico de herbicidas, los productores pueden romper el ciclo biológico del vector y minimizar la propagación de la enfermedad, protegiendo así sus cultivos y asegurando una producción más saludable y rentable.

Fuentes: Aapresid / eleco.com.ar

Categories
Maíz

Conozca el ciclo vegetativo del maíz y sus etapas clave

Conozca el ciclo vegetativo del maíz y sus etapas clave

El ciclo vegetativo del maíz, también llamado etapa vegetativa, empieza en la emergencia y finaliza en el inicio de la etapa reproductiva.

maiz-en-campo-durante-su-ciclo-vegetativo
El ciclo vegetativo del maíz empieza en la germinación y finaliza hasta el inicio de la etapa reproductiva. (Foto: Shutterstock)
Índice de contenido

Entender el ciclo vegetativo del maíz (Zea mays) es importante para optimizar su producción y asegurar un manejo adecuado en cada etapa de crecimiento.

Esta etapa abarca desde la germinación de la semilla hasta antes del inicio de la etapa reproductiva, pasando por varias fases que determinan el rendimiento final del cultivo.

Cada etapa requiere condiciones y prácticas de manejo específicas.

Según el Colegio de Ciencias Agrícolas de la Universidad Estatal de Pennsylvania, el maíz desarrolla alrededor de 20 hojas en total durante su ciclo vegetativo, y el método del collar de la hoja, del que se hablará a continuación, es el más común para determinar las etapas de crecimiento vegetativo de este cultivo.

A continuación, exploraremos en profundidad las fases del ciclo vegetativo, para que sea posible mejorar la eficiencia del cultivo, maximizar los rendimientos y asegurar la sostenibilidad del sistema agrícola.

Germinación de semillas de maíz

La primera y una de las etapas más críticas de la etapa vegetativa es la germinación de semillas de maíz. Un buen inicio en esta fase puede determinar el éxito o el fracaso del cultivo.

Durante la germinación, las semillas de maíz absorben agua y se activan los procesos bioquímicos que permiten el crecimiento de la plántula, por eso, es importante proporcionar las condiciones adecuadas a las plantas.

germinacion-antes-del-ciclo-vegetativo-del-maiz
El maíz emerge a los 10 días después de la siembra. (Foto: Shutterstock/Cambiagro)

3 condiciones óptimas para la germinación

Tras una siembra de maíz exitosa llega la germinación, y esta se cumple de forma efectiva con adecuadas temperatura y humedad del suelo, así como la profundidad de siembra correcta.

  1. Temperatura del suelo: la temperatura ideal del suelo para la germinación del maíz está entre 20 °C y 25 °C, según un estudio publicado en la revista Ecología Austral. Las tasas de germinación disminuyen si las temperaturas son inferiores a 10 °C o superiores a 30 °C.
  2. Humedad del suelo: la semilla de maíz requiere aproximadamente el 30 % de su peso en agua para iniciar la germinación. Según un documento de la Universidad de Minnesota, es fundamental que el suelo esté adecuadamente húmedo, pero no saturado.
  3. Profundidad de siembra: la profundidad ideal para el maíz suele ser de 4 a 5 cm. Plantar las semillas a la profundidad correcta ayuda a garantizar que las plántulas emerjan de manera uniforme y con suficiente vigor.

¿Cuál es la importancia de la germinación uniforme?

Una germinación uniforme asegura una población de plantas homogénea, lo que facilita la competencia equilibrada por recursos como luz, agua y nutrientes.

Entre los problemas más comunes y las soluciones a los problemas de emergencias uniformes destacan:

  • Temperaturas bajas: en regiones donde las temperaturas del suelo pueden ser frías al inicio de la temporada, el uso de coberturas en el suelo puede ser beneficioso para que la emergencia sea óptima.
  • Suelos mal drenados: debe implementar drenaje subterráneo o elegir campos con mejor drenaje puede prevenir problemas de asfixia y enfermedades fúngicas.

La germinación es la primera etapa del ciclo vegetativo del maíz y es vital para establecer una buena población de plantas.

¿Cuánto tiempo dura el ciclo vegetativo del maíz en días?

En términos generales, el ciclo vegetativo del maíz, desde la germinación hasta la etapa reproductiva, puede durar entre 30 a 60 días.

Sin embargo, esta etapa es un proceso que puede variar significativamente según la variedad de maíz y las condiciones climáticas locales.

Etapas del ciclo vegetativo

  1. Emergencia (0-10 días): después de la siembra, las semillas absorben agua y comienzan a germinar. La plántula emerge del suelo en aproximadamente 7 a 10 días.
  2. Desarrollo vegetativo (10-50 días): esta fase incluye varias subetapas desde V1 (una hoja visible) hasta V6 (seis hojas visibles). Durante este período, la planta de maíz desarrolla su sistema radicular y aumenta la biomasa (hojas y tallos).
  3. Floración (50-75 días): esta etapa, conocida como VT, corresponde al desarrollo de la panoja. La sincronización entre la floración masculina (panoja) y la femenina (seda) es crítica para una polinización exitosa.
ciclo-vegetativo-del-maiz-en-linea-fenologica
Cuando la planta emerge empieza el ciclo vegetativo del maíz, cuya finalización es en VT. (Ilustración: Cambiagro)

3 factores que afectan la duración del ciclo vegetativo

  1. Variedad de maíz: las variedades híbridas y criollas pueden tener ciclos vegetativos diferentes. Las variedades híbridas a menudo están diseñadas para ser más rápidas y resistentes a condiciones adversas.
  2. Condiciones climáticas: la temperatura, la humedad y la disponibilidad de agua pueden acelerar o ralentizar cada etapa del ciclo vegetativo.
  3. Manejo agronómico: prácticas como la rotación de cultivos, el control de plagas y enfermedades, y la fertilización adecuada pueden optimizar el crecimiento del maíz.

Una etapa crítica: maíz en V6

La etapa V6 en el ciclo vegetativo del maíz es un parteaguas en el desarrollo de la planta. Está significa que el collar o base de la sexta hoja es visible en la planta.

Durante esta fase, el maíz establece una base sólida para el crecimiento futuro y comienza a desarrollar componentes estructurales y fisiológicos esenciales para su rendimiento final.

¿Cuáles son las características de la etapa V6?

  • Desarrollo del sistema radicular: el sistema radicular del maíz se expande considerablemente, lo que mejora la capacidad de la planta para absorber agua y nutrientes.
  • Aumento de biomasa vegetativa: la planta de maíz en V6 aumenta su biomasa vegetativa, produciendo más hojas y fortaleciendo el tallo.
  • Formación de meristemas: durante esta fase, se forman los meristemas de la inflorescencia tanto masculina (panoja) como femenina (mazorca).

Nutrientes en V6: ¿Qué necesita la planta?

La etapa V6 es un momento clave para la aplicación de fertilizantes, especialmente nitrógeno (N) y potasio (K), que son vitales para el crecimiento vegetativo.

maiz-desarrolla-biomasa-en-etapa-vegetativa
La segunda fertilización se realiza en la etapa V6. (Foto: Shutterstock)

3 estrategias de manejo durante esta etapa

  1. Aplicación de fertilizantes: los fertilizantes nitrogenados y potásicos debe ser ajustados según las necesidades del cultivo y las condiciones del suelo. Además, los fertiliantes foliares son una buena opción para apoyar la fertilización al suelo.
  2. Control de plagas y enfermedades: se debe tener un programa de manejo integrado de plagas (MIP) para proteger el cultivo y asegurar un crecimiento saludable.
  3. Riego adecuado: la disponibilidad de agua es crítica en esta fase. Esta ayuda en el crecimiento de la planta y expansión foliar (aumento de follaje).

El manejo adecuado en la etapa V6 tiene un impacto significativo en el rendimiento final del maíz.

El estrés durante esta fase puede reducir el rendimiento potencial en un 10 % – 20 %. Por lo tanto, es esencial asegurar que las plantas reciban todos los recursos necesarios para un crecimiento óptimo en este momento crítico.

cultivo-de-maiz-con-panoja-visible
El polen que fertiliza los hilos o sedas cae desde la panoja de la planta. (Foto: Shutterstock)

La panoja del maíz: desarrollo y polinización

La panoja es la inflorescencia masculina del maíz (Zea mays) y juega un papel protagónico en la polinización y el posterior desarrollo de los granos.

Esta etapa, conocida como VT (Vegetative Tasseling), comprendida en el ciclo vegetativo del maíz, marca el inicio de la floración y es vital para asegurar una cosecha abundante y de alta calidad.

El desarrollo adecuado de la panoja y la sincronización con la aparición de las sedas o hilos en las mazorcas son determinantes para el éxito del cultivo.

panoja-y-polen-ciclo-vegetativo-del-maiz
La liberación de polen puede durar hasta 8 días. (Foto: Shutterstock)
sedas-o-hilos-de-maiz-en-etapa-vegetativa
Cada pelo o seda se convierte en grano al ser polinizado. (Foto: Shutterstck)

Un buen desarrollo de la panoja, la clave

La panoja se desarrolla en la parte superior de la planta de maíz y comienza a liberar polen cuando las condiciones ambientales son óptimas.

Este proceso puede durar entre 5 y 8 días, dependiendo de factores como la temperatura y la humedad.

El polen es dispersado por el viento y debe fertilizar los hilos que emergen de las mazorcas para que los granos puedan desarrollarse.

Un estudio de publicado en la Revista Bioagro, de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, de Venezuela, indica que los granos de polen pueden viajar hasta 61 metros.

Una distancia segura entre dos variedades distintas (para evitar cruces o hibridación) debe ser de al menos 100 metros.

  • Sincronización de la floración: la sincronización entre la liberación del polen de la panoja y la aparición de las sedas (floración femenina) es crítica. Una buena sincronización asegura una polinización eficiente y un llenado uniforme de los granos.
  • Impacto del estrés ambiental: condiciones de estrés, como altas temperaturas y sequías, pueden afectar la viabilidad del polen y la duración de la liberación del polen.

¿Qué tan importante es la panoja en la producción de granos?

El polen debe ser viable y estar disponible en suficiente cantidad para fertilizar los hilos de las mazorcas. Una panoja bien desarrollada y saludable es indicativa de una planta bien nutrida y en buenas condiciones de crecimiento.

Asimismo, para mejorar la eficiencia de la polinización, debe tomar en cuenta factores como el manejo del estrés hídrico y el manejo de nutrientes.

Según el Instituto de Innovación Agropecuaria de Panamá:

  • El maíz es de polinización libre y cruzada, con producción de polen de entre 25 mil y 30 mil granos por óvulo.
  • La floración masculina sucede, por lo regular, 1 o 2 días antes que la floración femenina.

¿Por qué debe conocer el ciclo vegetativo del maíz?

Comprender la etapa o ciclo vegetativo es fundamental para maximizar la producción y calidad del cultivo.

Desde la germinación hasta la formación de la panoja, cada etapa del ciclo vegetativo del maíz requiere un manejo cuidadoso y una atención detallada a las condiciones del cultivo.

Durante esta etapa, las plantas tienen un desarrollo considerable de follaje, clave para un buen rendimiento. Además, antes de V6 y V12 se realizan la segunda y tercera fertilizaciones al cultivo, siendo la tercera la última al suelo.

Al seguir prácticas basadas en la investigación y adaptadas a las condiciones específicas de cada región, los agricultores pueden mejorar significativamente los rendimientos y la sostenibilidad de sus cultivos de maíz.

Preguntas frecuentes

La etapa vegetativa del maíz es la fase de crecimiento que comienza cuando emerge la plántula y continúa hasta la formación de panojas, momento en el cual comienza la etapa reproductiva

La temperatura del suelo debe estar entre 20 °C y 25 °C, una humedad adecuada del suelo (un 30% del peso de la semilla en agua), y una profundidad de siembra de 5 cm.

El ciclo vegetativo del maíz, desde la germinación hasta la etapa reproductiva, puede durar entre 30 y 60 días, dependiendo de la variedad de maíz y las condiciones climáticas locales.

La etapa V6 es vital porque en este momento la planta de maíz desarrolla un sistema radicular más extenso, aumenta su biomasa vegetativa y forma los meristemas de la inflorescencia tanto masculina como femenina.

La panoja, que es la inflorescencia masculina del maíz, libera polen que es necesario para fertilizar los hilos o sedas de las mazorcas.

Categories
Maíz

Cosecha de maíz: su temporada y rendimientos

Cosecha de maíz: su temporada y rendimientos

La cosecha de maíz es una de las etapas finales del ciclo agrícola, donde los meses de cuidado y manejo culminan en la recolección del grano

mazorca-lista-para-la-cosecha-de-maiz
El éxito de una cosecha de maíz se logra al realizar los manejos adecuados, desde la selección de la semilla hasta la cosecha. (Foto: Cambiagro)
Índice de contenido

El proceso de cosecha de maíz no solo determina la cantidad de producto final que se puede obtener, sino que también influye en la calidad.

Para alcanzar una producción óptima, es esencial implementar un programa de fertilización bien planificado y ejecutado, que responda eficazmente a las necesidades nutricionales del maíz durante sus etapas de crecimiento.

Al optimizar cada paso, desde la preparación del terreno hasta la elección del momento exacto para cosechar, los agricultores pueden asegurar no solo el aumento del rendimiento y la calidad del cultivo, sino también mejorar la eficiencia en el uso del agua y fortalecer la resistencia de las plantas a enfermedades y condiciones climáticas adversas.

Conforme la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señala, la adopción de prácticas agrícolas inteligentes y la gestión adecuada de la fertilización pueden incrementar los rendimientos del maíz hasta en un 50 % en algunas regiones, lo que subraya la importancia de una cosecha bien ejecutada.

granos-blancos-de-cosecha-de-maiz
La temporada de cosecha se determina cuando los granos alcanzan madurez. (Foto: Cambiagro)

¿Cuándo es la temporada de cosecha del maíz?

La temporada de cosecha de maíz (Zea mays) varía significativamente dependiendo de la región geográfica, las condiciones climáticas y el tipo de maíz cultivado.

En términos generales, la cosecha se realiza cuando los granos han alcanzado la madurez fisiológica.

Este estado que se determina no solo por el color y la dureza del grano sino también por el contenido de humedad, que idealmente debe estar entre el 20 % y el 25 % para minimizar los costos de secado y evitar pérdidas de grano durante la cosecha.

Cosecha de maíz: 4 claves para identificarla

  1. Madurez del grano: observar el cambio de color en la mazorca y la desecación del pedúnculo (base de la mazorca) son indicativos primarios de que el maíz está listo para ser cosechado.
  2. Contenido de humedad: la humedad adecuada no solo es importante para reducir costos en procesos posteriores como el secado, sino también para asegurar la calidad del grano almacenado.
  3. Condiciones del campo: las condiciones del campo deben permitir el acceso de las máquinas cosechadoras sin causar daño a las mazorcas o compactación del suelo.
  4. Previsión meteorológica: debe evitar la cosecha bajo condiciones de lluvia o después de esta, ya que la humedad puede fomentar la proliferación de hongos y otras enfermedades en el almacenamiento.
humedad-de-grano-ideal-para-cosecha-de-maiz
El grano debe tener una humedad de hasta el 25 % para su cosecha. (Fotoarte: Shutterstock/Cambiagro)

¿Qué es un calendario de cosecha?

El calendario de cosecha es una herramienta para planificar y ejecutar la recolección del maíz en el momento óptimo.

Este calendario debe ajustarse cada año en función de las condiciones climáticas, la progresión del cultivo y las previsiones meteorológicas, para evitar las lluvias tardías que pueden aumentar la humedad del grano y fomentar el desarrollo de hongos y otras enfermedades.

¿Cuántas toneladas se cosechan en una hectárea de maíz?

El rendimiento por hectárea de maíz puede variar ampliamente, dependiendo de factores como la variedad de maíz, la fertilización, el manejo de plagas y enfermedades y las prácticas de irrigación.

En promedio, los rendimientos pueden oscilar entre 8 y 12 toneladas por hectárea en condiciones óptimas; sin embargo, es esencial destacar que el manejo agronómico preciso y la selección de variedades adaptadas a cada microclima son fundamentales para alcanzar y superar estas cifras promedio.

mazorca-lista-para-la-cosecha-de-maiz
La cosecha de maíz puede superar las 12 toneladas por hectárea. (Foto: Cambiagro)

Conoce los rendimientos promedio y potenciales

En condiciones óptimas y con manejo avanzado, los rendimientos pueden superar las 12 toneladas por hectárea, mientras que en situaciones menos ideales, los rendimientos pueden ser considerablemente más bajos.

La implementación de prácticas de manejo de precisión, incluyendo la agricultura de precisión y sistemas avanzados de irrigación, puede aumentar los rendimientos de maíz en hasta un 20 %.

Además, un estudio reciente liderado por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) en México, informó que la labranza mínima aumenta rendimientos.

Cosechadora de maíz y métodos de cosecha

El uso de cosechadoras de maíz mecanizadas es común en grandes explotaciones, donde la eficiencia y la rapidez son esenciales para capturar el valor del cultivo antes de que las condiciones climáticas puedan causar deterioro.

Las cosechadoras no solo permiten la recolección rápida de grandes áreas, sino que también realizan una serie de procesos en un solo paso, como cortar la planta, separar los granos y preparar el rastrojo para labores posteriores de campo.

Cosecha manual, la práctica más realizada

En contraste, la cosecha manual sigue siendo prevalente en regiones donde las explotaciones son menores o en terrenos donde las máquinas no pueden operar eficientemente.

La cosecha manual permite una selección más cuidadosa de las mazorcas y es menos probable que cause daño al grano, aunque es significativamente más laboriosa y lenta.

cosecha-de-maiz-con-maquinaria-tractores
La cosecha mecanizada se utiliza en grandes extensiones de terreno (Foto: Shutterstock)
manos-sosteniendo-cosecha-de-maiz
Tradicionalmente, el maíz se cosecha de forma manual. (Foto: Shutterstock)

Rentabilidad según el tiempo de cosecha

La cosecha de maíz determina en gran medida la rentabilidad del cultivo. Un manejo informado y meticuloso, que considere desde la elección del momento adecuado para cosechar hasta la elección entre cosecha mecánica o manual, puede significar la diferencia entre una cosecha exitosa y una fallida.

La cosecha es un proceso complejo que requiere una planificación cuidadosa y un manejo detallado para maximizar tanto el rendimiento como la calidad del cultivo.

Al adherirse a estrategias de manejo basadas en la evidencia científica y prácticas agronómicas avanzadas, es posible mejorar significativamente la productividad y la eficiencia de la cosecha de maíz.

Este enfoque no solo garantiza una mayor rentabilidad para los agricultores sino que también contribuye a la sostenibilidad del sector agrícola, asegurando que se puedan alimentar a las poblaciones mientras se cuidan los recursos naturales para futuras generaciones.

Preguntas frecuentes

La temporada óptima para cosechar maíz se identifica evaluando la madurez fisiológica del grano, el contenido de humedad y las condiciones meteorológicas previstas. Debe cosechar cuando el grano ha alcanzado la madurez completa y el contenido de humedad está entre el 20 % y el 25 %.

El rendimiento de maíz por hectárea puede variar significativamente dependiendo de factores como la variedad de maíz, las prácticas de manejo agrícola y las condiciones climáticas. En condiciones óptimas, los rendimientos pueden superar las 12 toneladas por hectárea, pero esto puede ser menor en áreas con manejo o condiciones subóptimas.

Existen dos métodos principales de cosecha de maíz: la cosecha mecánica y la manual. La cosecha mecánica, realizada con cosechadoras, es más rápida y eficiente para grandes extensiones de cultivo, mientras que la cosecha manual es preferida en terrenos difíciles o para una selección más cuidadosa de las mazorcas, aunque es más laboriosa y menos eficiente a gran escala.

Elegir el momento adecuado para la cosecha es crucial para maximizar la rentabilidad. Cosechar demasiado pronto puede resultar en granos subdesarrollados y pérdidas en el rendimiento, mientras que cosechar tarde puede aumentar los riesgos de deterioro por condiciones climáticas adversas y costos adicionales por secado.

únase a más de 35 mil agricultores que forman parte de nuestra comunidad

¡Suscríbase a nuestro boletín mensual GRATIS!