Categories
Protección y bioestimulación

¿Cómo elegir el insecticida adecuado para mi cultivo de maíz?

Comparativa de insecticidas para maíz

El maíz está asociado a una variedad de insectos, que conviven con el cultivo. Estos insectos llegan a alimentarse de la planta dañando su tejido vegetal y, consecuentemente, su producción.

El maíz se enfrenta con la amenaza de daños por insectos, desde la etapa de la siembra y germinación hasta su etapa productiva. Los daños en las primeras etapas impiden el correcto establecimiento del cultivo, y su consecuencia es la muerte de la planta. Por otro lado, el daño en etapas más avanzadas impide el correcto desarrollo vegetativo, se tiene una menor producción y ocasiona daños directos a la mazorca.

Existen diversas soluciones para el control de insectos en maíz. Los productos que se utilizan dependen del momento de desarrollo del cultivo y tipo de plaga que se está tratando. A continuación, se presenta una tabla comparativa entre 4 tipos de insecticidas para maíz:

Previous
Next

¿Qué soluciones existen para el manejo de resistencias?

Cuando una población de insectos esta expuesta frecuentemente a productos con el mismo mecanismo de acción, el insecto tiende a desarrollar resistencia. Por medio de este proceso el insecto pierde sensibilidad al producto, haciéndolo ineficiente. Existen prácticas que evitan o retrasan el desarrollo de resistencias de plagas hacia los productos, entre las cuales podemos citar:

  • Rotación de mecanismos de acción: alternando el uso de productos con diferentes mecanismos de acción es posible evitar la propagación de plagas resistentes.
  • Rotación de cultivos: esto interrumpe la propagación de ciertas plagas, ya que algunas se desarrollan únicamente en un cultivo.
  • Correcto manejo de actividades culturales: el manejo adecuado de las malezas es indispensable porque las plagas en maíz normalmente son prolíferas, lo que quiere decir que pueden alimentarse y convivir con malezas. Esto hace que las malezas se vuelvan un hospedero para la plaga. Asimismo, una alta densidad de siembra puede promover el desarrollo y proliferación de la plaga y complicar aplicaciones por limitantes de acceso.
  • Constante monitoreo: la práctica más importante para evitar la resistencia de plagas es el monitoreo. Una constante evaluación de lo que está sucediendo en campo permite tomar decisiones más informadas en cuanto al mecanismo de acción a utilizar, modo de aplicación, momento de aplicación y producto a aplicar. Es indispensable saber qué es lo que tenemos para elegir el insecticida adecuado. No se recomienda realizar aplicaciones innecesarias, porque se promueve resistencia a los productos.
  • Aplicar la dosis correcta: tanto la subdosificación como la sobredosificación promueven resistencia en las plagas, por lo cual es indispensable apoyarse en la ficha técnica y realizar las aplicaciones, según la dosis recomendada.

Además, es importante buscar alternativas amigables para permitir una sana convivencia entre los insectos benéficos y la plaga.

Conozca más de CEPADIK®

Emamectin Benzoato, eficaz en el control con menor riesgo de resistencia.

Productos relacionados

Contenido relacionado

Categories
Protección y bioestimulación

¿Cómo desarrollan las plagas resistencias al insecticida?

Resistencia de las plagas a los agroquímicos

Rotar mecanismos de acción no es igual a rotar nombres comerciales o ingredientes activos

Las plagas adquieren progresivamente resistencia a los productos que se utilizan para eliminarlas, y esto da origen a mitos, cuya realidad es distinta. La resistencia está ligada a malos manejos de los productos y su uso continuo.

Mitos que se generan cuando las plagas adquieren resistencia

“¡Bajaron la calidad!”

Uno de los principales mitos que se ha extendido durante años sobre los productos y su efectividad luego de un tiempo de uso es que las casas comerciales rebajan calidad para que dejen de funcionar; sin embargo, esto es falso.

La razón por la que un producto deja de ser efectivo con el tiempo es porque ha sido utilizado sin una adecuada rotación. A este factor se le unen aplicaciones de dosis incorrectas.

“La rotación de productos no funciona”

La rotación de insecticidas es importante para evitar que las plagas desarrollen resistencia, y esta se debe basar en los mecanismos de acción del producto.

Los nombres comerciales son distintos entre sí; sin embargo, pueden tener el mismo ingrediente activo y, por lo tanto, el mismo mecanismo de acción.

Desarrollo de la resistencia de plagas en la historia reciente

En Guatemala, la primera siembra comercial de algodón se realizó en 1948 y dejó de hacerse en la década de los noventa. Se llegó a cultivar hasta 125,000 hectáreas (como referencia, en la actualidad, en café se cultivan más de 250,000 hectáreas). El país pasó de ser exportador a importador. Actualmente, la extensión del cultivo es casi nula en este país y en El Salvador.

Otro ejemplo es la sigatoka (enfermedad foliar causada por hongo) en el cultivo de banano, en el que familias de productos han perdido su eficacia.

A estos problemas se une la resistencia que adquirió la mosca blanca en tomate, en donde algunos productos perdieron su efectividad. En estos dos últimos ejemplos las plagas adquirieron resistencia debido al mal empleo de los productos.

¿Qué aspectos debo de tomar en cuenta para evitar la resistencia a los agroquímicos?

Procedencia de los productos

El uso de productos de dudosa procedencia es una de las razones por las que las plagas o enfermedades adquieren resistencia, ya que estos no cuentan con estándares de calidad.

Asesórese por expertos y elija productos de casas comerciales reconocidas y de trayectoria para evitar productos de dudosa calidad o efectividad.

Manejo

Es importante seguir las recomendaciones descritas en la ficha técnica en cuanto a la cantidad de producto que se debe de usar en el cultivo. En ocasiones, se suele aplicar cantidades menores a las recomendadas (subdosificación) o bien, altas cantidades (sobredosificación).

Además, a esto se unen las aplicaciones en momentos que no son los aconsejados. Por ejemplo, si se recomiendan aplicaciones en fases larvales de una plaga, la mayor efectividad estará en esas fases, mientras que, en otras etapas, como adultas, la reducción será drástica y, por lo tanto, el desarrollo de resistencia será mayor.

Rotación de mecanismos de acción

Utilizar el mismo producto durante toda la etapa del cultivo es otro factor que ayuda a la plaga a generar resistencia, por eso, necesario realizar rotación de mecanismos de acción, no nombres comerciales ni de ingredientes activos.

En este sentido, si rota productos por nombre o ingrediente, estos pueden tener el mismo mecanismo de acción, y conforme su uso, paralela y progresivamente, la plaga o enfermedad desarrollará resistencia.

Debemos de rotar la forma en la que el producto controla la plaga (mecanismo de acción). En el mercado regularmente hay de entre 2 hasta 4 mecanismos de acción diferentes.

Para saber cuáles productos son compatibles, puede leer la ficha técnica (está citado en la primera hoja de la ficha técnica), o bien, preguntarle a un asesor agrícola de confianza.

Comportamiento de las poblaciones de plagas y el desarrollo de resistencia

Insecto susceptible

Algunos insectos en las poblaciones de plagas tienen características genéticas que le permiten sobrevivir a los insecticidas.

Insecto resistente

Tras la fumigación, la mayoría de los insectos mueren. Los resistentes sobreviven.

Insecto susceptible

La mayoría de descendientes de los sobrevivientes heredan la resistencia.

Insecto resistente

Una alta proporción de los sobrevivientes serán resistentes al insecticida luego de varias aplicaciones.

Insecto susceptible

Aplicar insecticidas con el mismo modo de acción, los insectos resistentes se volverán predominantes en la población.

Insecto resistente

Continuar aplicando el mismo producto habrá perdido eficacia.

Categories
Protección y bioestimulación

Los secretos para el control del gusano cogollero en maíz

Control del gusano cogollero en el cultivo de maíz

(Spodoptera frugiperda)

Plaga causa defoliación, corte de plántula y síndrome del corazón muerto en los cultivos de maíz

El gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) es uno de los principales enemigos en los campos de cultivo de maíz, devora las plantaciones y se propaga con rapidez. Se mueve con facilidad entre las plantas, y como polilla adulta puede desplazarse hasta 100 km en una noche.

Entre los daños más severos que causa esta plaga a los cultivos de maíz están la defoliación, rasgado y huecos en hojas y tallo, síndrome del corazón muerto y el corte de la plántula de maíz, siendo la larva la fase más dañina del insecto.

Para controlar el gusano cogollero es importante conocer su ciclo de vida. Un adulto hembra puede ovipositar hasta 900 huevos mientras vive.

Así es como se desarrolla el gusano cogollero

Las etapas de crecimiento de la Spodoptera frugiperda son 4, divididas en huevo, larva, pupa y adulto.

HUEVO (días 1 al 3)

Los huevos son depositados en las hojas jóvenes, cerca de la base de la planta. Eclosionan a los 2 o 3 días.

LARVA (días 3 al 14)

En los días 3 al 6 (primeros dos estadíos o instares) se alimenta de la parte de debajo de las hojas, lo que les causa pequeños parches semitransparentes.

Se pueden mover de una planta a otra con ayuda del viento.

Prefieren plantas jóvenes, mientras que en plantas más viejas prefieren las hojas alrededor de los hilos de las mazorcas.

Se alimentan más activamente de noche.

El día 15 de existencia el gusano cogollero cae en la tierra.

PUPA (días 16 al 24)

El gusano se entierra de 2 a 8 centímetros. El capullo de forma ovalada tiene una longitud de 20-30mm.

ADULTO (días 25 al 30)

La polilla adulta emerge. La hembra pone la mayor parte de sus huevos durante los primeros 4-5 días de vida.

¿Qué daños causa el gusano cogollero?

  • Como trozador corta la plántula de maíz a nivel del suelo.
  • Como cogollero causa defoliación, rasga y provoca huecos en las hojas y el tallo.
  • Como barrenador afecta a las plántulas pequeñas, los tallos y puede causar el síndrome de corazón muerto.
  • Como elotero afecta los estigmas (pelos absorbentes de la mazorca) y los granos.

¿Cómo controlar la plaga del gusano cogollero?

Para evitar y disminuir el desarrollo de la plaga, puede seguir estos 5 consejos.

PLAGUICIDAS

Es importante utilizar insecticidas a base de emamectin benzoate en la fase de larva, en los primeros estadíos (en los días 3 al 6 de vida).

USAR PRODUCTOS, DOSIS Y APLICACIONES ADECUADAS

Leer detenidamente la ficha técnica del producto a usar y aplicar las dosis recomendadas para evitar que el gusano cogollero desarrolle resistencia a los mecanismos de acción.

ROTACIÓN DE CULTIVOS

Esto aporta una serie de beneficios, como reducción de la incidencia de plagas y enfermedades, distribución adecuada de nutrientes en el perfil del suelo y disminuye los riegos económicos.

CONTROL DE MALEZAS

Le ayuda a asegurar niveles óptimos de rendimiento y plantas más sanas porque evita que los nutrientes sean absorbidos por las malezas.

INCORPORAR AL SUELO O ELIMINAR LOS RESIDUOS DE COSECHAS ANTERIORES

Después de la cosecha, debe asegurarse de incorporar adecuadamente los residuos, o bien, quitarlos y eliminarlos.

Categories
Protección y bioestimulación

Cochinillas y hormigas, una amistad que daña cultivos de café

Cochinillas y hormigas, una amistad que daña cultivos de café

¿Sabía que los síntomas que causa este bicho harinoso se confunden con deficiencias nutricionales u otras plagas?

Descargue contenido exclusivo adicional sin costo

La cochinilla del café es una plaga que se encuentra en la base del tallo o las raíces de la planta y se alimenta de savia. Su presencia causa clorosis (condición anormal con hojas que varían entre verde pálido, amarillas o blanquecinas), marchitamiento, caída de hojas y estanca su crecimiento.

Este insecto también es conocido como piojo, palomilla o bicho harinoso. A simple vista, se ve como una masa algodonosa porque recubre su cuerpo con una sustancia cerosa.

La presencia de la cochinilla causa clorosis, marchitamiento, caída de hojas y estancamiento del crecimiento. (Foto: Archivo/Cambiagro)

Desarrollo de la cochinilla del café

Las cochinillas del café pasan por varias etapas ninfales relativamente inmóviles antes de convertirse en adultas. El macho adulto tiene una apariencia diferente a la hembra, con cuerpo esbelto y alas transparentes. Su único objetivo es fecundar a la hembra.

Luego de tres instares, se convierte en adulto con cuerpo esbelto y alas transparentes. (Ilustración: Arte/Cambiagro)

¿Qué tan estrecha es la relación entre la cochinilla del café y las hormigas?

La cochinilla del café tiene una cercana relación con las hormigas, conocida como simbiosis.

Las hormigas se alimentan de la savia que excretan las cochinillas y a cambio de este alimento las defienden del ataque de sus enemigos naturales, como las mariquitas.

Además, se ha observado que las hormigas transportan a las cochinillas de una planta a otra, contribuyendo a su dispersión en las plantaciones de café.

Las hormigas se alimentan de la savia que excretan las cochinillas y las defienden de sus enemigos. (Foto: Thang Cao/Pexels)

Las cochinillas se encuentran a profundidades de hasta 40 centímetros en el suelo y sus poblaciones suelen incrementarse cuando la humedad del suelo alcanza un 60 % a 80 %. Las plantas afectadas pueden distribuirse aisladamente por focos en la plantación. Sus síntomas pueden confundirse con otras plagas o incluso deficiencia de nutrientes, por lo que es importante establecer monitoreos desde la siembra hasta que se ha establecido el cultivo.

¿Cómo se hace un monitoreo en la plantación de café?

Se recomienda seleccionar aleatoriamente 30 plantas por lote y escarbar el suelo alrededor de la base. Según el tamaño de la planta, la textura del suelo y la época del año puede ser necesario profundizar entre 20 a 40 centímetros. Al encontrar la plaga se recomienda marcar el área, revisar y tratar las plantas ubicadas en un diámetro de 5 metros, debido a que es probable que también se encuentren infestadas, especialmente si hay hormigas.

¿Cómo se controla la cochinilla del café?

El coleóptero Cryptolaemus montrouzieri es un depredador natural de la cochinilla del café. (Foto: ResearchGate)

Debe de estar atento durante la producción de las plantas.

Cada una debe de estar sana, libres de plagas y enfermedades en la germinación y almácigo. En estas etapas es recomendable realizar monitoreos, al igual que en el establecimiento y en lotes productivos.

Si en su plantación encuentra la cochinilla del café, puede elegir u optar por los métodos de control descritos abajo.

  1. CONTROL CULTURAL
  • Utilizar plantas de café en calles y cercos como indicadoras para realizar los monitoreos de plagas sin dañar el cultivo. Además, revisar las plantas trampa una vez al mes durante los primeros 12 meses.
  • Si el cafetal está severamente infestado, lo mejor es retirarlo y sustituirlo con uno sano. Se recomienda retirar también el suelo y tratar el agujero con un producto químico.
  1. CONTROL FÍSICO O MECÁNICO
  • En almácigos se pueden limpiar las raíces retirando estos del suelo, luego sumergir la raíz en agua caliente (entre 45 y 48 °C) por 10 minutos. Cambiar la bolsa o maceta y sustituir con suelo estéril.
  1. CONTROL BIOLÓGICO
  • El coleóptero Cryptolaemus montrouzieri es un depredador de cochinillas algodonosas en su estado larval. Aunque su apariencia cuando es larva es muy similar a la cochinilla, esta se mueve más rápido y puede alcanzar el doble de su tamaño. Cuando es adulto su apariencia es similar a la de una tortolita o mariquita (negro y naranja, con textura vellosa).
  1. CONTROL QUÍMICO
  • Debido a que la cochinilla harinosa se encuentra principalmente enterrada en el suelo, es difícil controlar. Actualmente, la opción más efectiva es el control químico. Se recomienda el uso de insecticidas sistémicos aprobados en cada país y la rotación de ingredientes activos.
  • Algunos de los ingredientes activos utilizados en la región son:

    14,1 % Thiametoxam + 10,6 % Lambda-cyhalotrin.

    30 % Thiametoxam + 30 % Ciproconazol

    Diazinon o Clorpirifos.

Categories
Protección y bioestimulación

¿Sabe cómo se comportan los insecticidas en la planta?

¿Sabe cómo se comportan los insecticidas en la planta?

Sistémicos, traslaminares y de contacto, ¿qué significa esto en el producto?

Conocer cuál plaga ataca nuestro cultivo es el primer paso para aplicar el insecticida adecuado. Posteriormente, es importante saber el modo de acción (comportamiento con la planta) del producto.

En este sentido, los plaguicidas pueden ser sistémicos, de contacto y translaminares.

¿Cómo actúan los insecticidas clasificados como SISTÉMICOS?

Estos son absorbidos por la planta, normalmente a través de las hojas, y algunas veces por las raíces. Se translocan por el resto de la planta por medio del sistema vascular. El movimiento más común es el acropetal (de la base hacia arriba).

¿Cuál es el modo de acción de los insecticidas por CONTACTO?

En estos, no hay penetración del insecticida en la planta, el producto cubre los tejidos en el lugar donde se aplica, y puede matar la plaga por contacto directo.

¿Cómo funcionan los insecticidas clasificados como TRANSLAMINARES?

El plaguicida se deposita en el tejido de la planta y penetra hasta el envés de la hoja. No ingresa a los vasos de conducción, por lo cual se forma un reservorio del principio activo del producto. Por lo general son insecticidas con alta persistencia para insectos que se alimentan de las hojas.

A continuación, encontrará ejemplos de los tres modos de acción, según el ingrediente activo del insecticida, sobre qué plagas tiene efecto y consejos tras su aplicación:

Nuevas tecnologías para el manejo de las resistencias de los insecticidas

Cuando una población de la plaga adquiere genéticamente la capacidad de tolerar una dosis del insecticida que sería letal, se dice que adquiere resistencia al producto. Como un método novedoso, un artículo del diario español La Vanguardia, expone un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature, realizado por biólogos de la Universidad de California, en San Diego, Estados Unidos, revela que, para restaurar la susceptibilidad de las plagas a los insecticidas, estas son modificadas genéticamente.

Además, se estudian nuevos productos orgánicos e híbridos que son amigables con el ambiente.

Recomendaciones

1.

OPTIMICE EL USO DEL PRODUCTO

La efectividad del control de una plaga está determinada por el monitoreo constante, su identificación y utilizar la dosis correcta en el momento correcto.

2.

EVITE QUE LAS PLAGAS SEAN INMUNES

Es necesario realizar rotación de ingredientes activos para prevenir la resistencia de la plaga, según lo recomienda el Comité de Acción de Resistencia de Insecticidas (IRAC, por sus siglas en inglés).

3.

DETECTE RESIDUOS EN EL CULTIVO TRATADO

En el tema de residualidad, debe tomar en cuenta que la rapidez con que se disipan los productos depende del químico, de la planta y de las condiciones climáticas.

4.

CONOZCA MÁS SOBRE EL PRODUCTO QUE UTILIZARÁ

Recuerde consultar la ficha técnica del insecticida que utilizará.

Categories
Protección y bioestimulación

Deshágase de la mosca blanca en sus cultivos

Deshágase de la mosca blanca en sus cultivos

Conozca los 5 métodos que ayudan a combatir al insecto

Durante los últimos años, la plaga de mosca blanca ha pasado a ser uno de los principales problemas para los agricultores, lo que ha derivado en la búsqueda de alternativas para su manejo en los cultivos.

A continuación le presentamos cinco métodos de control

1. Control cultural

Se sugiere la rotación con cultivos a los que la mosca blanca no ataca, como el maíz.
  • Plan de fertilización de acuerdo con el análisis de los suelos.
  • Manejo de malezas dentro del cultivo y áreas aledañas.
  • Tutorado (o soporte) oportuno de plantas (que lo necesiten).
  • Corte de hojas más cercanas al suelo.
  • Manejo adecuado de residuos vegetales en el campo (rastrojo).
  • Haga rotaciones con cultivos que no sean atacados por la mosca blanca, como maíz, repollo, cebolla, ajo y zanahoria, o no susceptibles, como gramíneas y sorgo.
  • No siembre en forma escalonada dos o más cultivos que sean hospederos de mosca blanca, y si lo hace, incluya barreras vivas, como gramineas.

2. Control etológico

www.jardineriaguayaquil.com/plagas/mosca-blanca/
  • Utilizar trampas plásticas amarillas con adhesivo.
    • Con fines de monitoreo
    • Con fines de control

3. Control mecánico

En invernaderos, es aconsejable reparar daños que puedan dar entrada a las plagas. (Freepik)
  • Microtúneles, macrotúneles e invernaderos.
    • Aislar al cultivo
    • Derribo de insectos adultos (vectores de virus)

4. Control biológico

Parasitoides como Encarsia sp es enemigo natural de este insecto.  www.bioplanet.eu/es/encarsia-formosa-3/

Uso de bioinsecticida de contacto que inhiba enzimas y la ingesta de alimentos en los insectos.

  • Estos no dejan residuos en las cosechas.
  • Disminuyen el riesgo de la resistencia de las plagas y las poblaciones adultas. 
  • Se recomienda incorporarlo en conjunto con otras soluciones.

Además, algunos aliados pueden ser sus enemigos naturales, entre estos destacan:

  • Parasitoides: Amitus fuscipennis y Encarsia sp.
  • Hongos entomopatógenos: Verticillium lecanii.
  • Depredadores: Delphastus pusillus (pequeña mariquita negra).
  • Utilizar cultivares resistentes a la plaga.

5. Control químico

(Freepik)
  • Alternar con bioinsecticidas.
  • Según el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario), se deben realizar aplicaciones químicas foliares cuando aparezcan las primeras ninfas de mosca blanca en el revés de las hojas, del tercio inferior de la planta.

Recomendaciones

  • Utilice productos de baja toxicidad (niveles III o IV).
  • Recuerde rotar los ingredientes activos, según el IRAC (Comité de Acción contra la Resistencia a Insecticidas).
  • No espere la presencia de vectores para que el virus no llegue a la planta.
  • Manejar de forma correcta los intervalos de la precosecha.
Categories
Protección y bioestimulación

Ciclo de vida y daños de la mosca blanca

La mosca blanca está lista para darnos guerra

Este insecto disminuye el vigor del cultivo, transmite virus y un hongo

Para nadie es un secreto que la plaga de mosca blanca está al acecho en los cultivos. Se identificó por primera vez en Grecia, en 1889, y posteriormente en la mayoría de los países tropicales y subtropicales.

Desarrollo de la mosca blanca

Los signos de vida de la mosca blanca empiezan desde que está dentro del huevo, y viven entre 5 y 28 días, cuando es adulta. Para llegar a esto pasa por cuatro etapas de ninfa.

HUEVOS

5 a 9 días

  • Duración: según la especie, temperatura y humedad, tarda de 5 a 9 días.
  • Características: el huevo es liso, ovalado y delgado en un extremo. Su color inicial es blanco, y cuando está cercano a la eclosión es marrón.
  • Hábitos: los huevos se ubican en el revés de las hojas de dos formas, aislados o en grupo, en forma de semicírculos.

NINFA

9 días

Primeros instares (también llamados estadios, representan cada etapa de desarrollo de la mosca blanca, hasta llegar a la madurez sexual).

Primer instar

  • Duración aproximada: 3 días.
  • Características: forma ovalada y traslúcido con manchas amarillas.
  • Hábitos: se le conoce como gateador, porque se traslada en la hoja hasta encontrar su punto de alimentación, donde se adhiere. Se mantendrá en esta ubicación hasta convertirse en pupa.

Segundo instar

  • Duración aproximada: 3 días.
  • Características: el color no varía del primer instar; sin embargo, es más grande y sus bordes ondulados son más notorios.
  • Hábitos: continúa inmóvil en el punto de alimentación.

Tercer instar

  • Duración aproximada: 3 días.
  • Características: la ninfa es traslúcida y aplanada. Se ve sin necesidad de lupa; su tamaño es de unos 0.54 mm de longitud.
  • Hábitos: continúa inmóvil en el punto de alimentación.

8 días

Cuarto instar/pupa

  • Duración aproximada: 8 días.
  • Características: la ninfa es más opaca y tiene hilos de cera largos y rígidos. En las pupas más desarrolladas es posible observar los ojos.

ADULTOS

5 a 28 días

  • Duración: entre 5 y 28 días.
  • Características: el cuerpo es amarillo y las alas son transparentes, pero pronto se recubren de cera, lo que les da el característico blanco. También son angostas y se ensanchan en la parte inferior; su longitud es mayor a su cuerpo. Además, los ojos son rojos oscuros.
  • Hábitos: 
    • Se alimentan y depositan los huevos en las hojas jóvenes.
    • Una hembra pone entre 80 y 300 huevos.
    • La mayoría de adultos emergen en el día y se mueven poco en la noche.
    • Su actividad aumenta en las primeras horas de la mañana.
    • Sus vuelos son cortos, máximo 2 metros durante un día para un adulto maduro; sin embargo, el aire la puede llevar a todo el cultivo.

Daños causados por la mosca blanca

Atacan a unas 250 especies de plantas, y las más afectadas son:

Frijol
Aguacate

Tomate
Papa

Melón
Sandía

Pepino
Tabaco

Perjudican de dos formas:

Directa

Disminuyen el rendimiento del cultivo

Se alimentan de la planta y reducen su vigor, la calidad de la cosecha y el rendimiento del cultivo.

Indirecta

Promueve el desarrollo del hongo fumagina

La mosca blanca produce una secreción azucarada que recubre las hojas y promueve la fumagina, un hongo negro que afecta el proceso de fotosíntesis y en casos severos afecta los frutos.

Transmisor de virus

La plaga transmite más de 100 tipos, así como begomovirus en más de 20 especies de plantas.

Referencias:

Manejo Integrado de las Moscas Blancas, Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), www.ica.gov.co

Proyecto Manejo Integrado Sostenible de Moscas Blancas como Plagas y Vectores de Virus en los Trópicos, Centro Internacional de Agricultura Tropical, Entomología de Fríjol, 10 de diciembre de 2005. Autores: I. Tit. II. Cardona, César. III. Rodríguez, Isaura. IV. Bueno, Juan M., V. Tapia, Ximena

Categories
Protección y bioestimulación

Control etológico: un as contra las plagas

Control etológico: un as contra las plagas

Las señales químicas influyen en las conductas de los insectos

El control etológico en el Manejo Integrado de Plagas se refiere al uso del comportamiento de un insecto en relación con el medio ambiente como estrategia para su control. 

Los insectos responden a estímulos, químicos, físicos o mecánicos que podemos utilizar para evitar que una plaga llegue a nuestro cultivo, se establezca y/o se reproduzca.

Uno de los métodos más desarrollados es el uso de las señales químicas conocidas como semioquímicos los cuales influyen en el comportamiento de los organismos. Estos pueden dividirse en feromonas si ocurren entre organismos de la misma especie o aleloquímicos si son entre diferentes especies (Blassioli-Morales et al., 2019).

Las feromonas pueden tener diversas funciones de comunicación como: dejar un rastro para encontrar alimento, indicar oviposición, dar una señal de alarma, marcar territorio, dar señales de agregación o encontrar una pareja. Se han identificado hormonas sexuales de varias especies de insectos como mariposas, polillas, escarabajos y chinches. También se han identificado algunas feromonas de alarma en abejas, avispas, hormigas, escarabajos y áfidos, por mencionar algunos.  

Estas feromonas pueden ser sintetizadas químicamente y utilizadas en trampas para el control de algunas plagas. Algunos enfoques en el uso de las feromonas son la captura masiva de la plaga, la atracción seguida de la erradicación por medio de algún producto químico o biológico y la interrupción de la copulación lo cual se logra compitiendo con la hormona natural (Ganai et al., 2017).

Algunas prácticas de control etológico:

Recientemente se ha encontrado que no solo los insectos producen semioquímicos las plantas y microorganismos también pueden enviar señales a otras especies (aleloquímicos). Los aleloquímicos se clasifican en alomonas, kairomonas y sinomonas dependiendo de quien se beneficia de esta señal. Estas pueden servir para atraer parasitoides a una planta, repeler o atraer a un herbívoro a una planta  (Beck et al., 2017).

Se prevé que en los próximos años estos nuevos descubrimientos podrían llevar a desarrollar nuevos métodos de control para plagas en la agricultura.

etologico04

BIBLIOGRAFÍA

Beck, J. J., Torto, B., & Vannette, R. L. (2017). Eavesdropping on Plant-Insect-Microbe Chemical Communications in Agricultural Ecology: A Virtual Issue on Semiochemicals. In Journal of Agricultural and Food Chemistry (Vol. 65, Issue 25, pp. 5101–5103). American Chemical Society. https://doi.org/10.1021/acs.jafc.7b02741

Blassioli-Morales, M. C., Laumann, R. A., Michereff, M. F. F., & Borges, M. (2019). Semiochemicals for Integrated Pest Management- Sustainable Agrochemistry. In Sustainable Agrochemistry. Springer International Publishing. https://doi.org/10.1007/978-3-030-17891-8

Ganai, M. A., Zakir, I., Khan, H., Mudasir, I., Dar, A., Mushtaq, C., Ganai, A., & Dar, M. A. (2017). Pheromones in lepidopteran insects: Types, production, reception and its application. ~ 2552 ~ Journal of Pharmacognosy and Phytochemistry, 6(5).

FOTOGRAFÍAS

 https://intermountainfruit.org/pest-management/mating-disruption/index

Alexander Wild. Sam Woo  –   https://www.americanscientist.org/article/how-animals-communicate-via-pheromones 

Categories
Protección y bioestimulación

Residuos de plaguicidas: Su importancia y la ciencia detrás del análisis.

Residuos de plaguicidas:

Su importancia y la ciencia detrás del análisis

El análisis de residuos de plaguicidas permite analizar la presencia de moléculas de residuos y su concentración. Es de suma importancia para exportadores y productores en general, ya que garantiza que el producto sea aceptado por las regulaciones nacionales e internacionales al mismo tiempo que el productor puede estar tranquilo de que su cosecha no causará daño al consumidor.

El objetivo del proceso es identificar residuos de plaguicidas y garantizar que estos cumplan con las regulaciones establecidas.
El proceso se resumen en 3 pasos:

Por medio del análisis se detecta la presencia de moléculas de residuos y su concentración.

¿Por qué es importante llevar a cabo este análisis?

  • Existen estrictas regulaciones en cuanto a residuos de plaguicidas a nivel internacional. Si los residuos superan los límites establecidos por el país de destino, esto representará un rechazo de la producción y por ende, pérdidas económicas.

  • La presencia de residuos de plaguicidas pueden ser perjudiciales para la salud, por lo cual es responsabilidad de todos los productores garantizar que sus cultivos no perjudiquen la salud de sus comunidades.

Foto: https://es.wikipedia.org/

Categories
Protección y bioestimulación

Lo que debe saber acerca de los Herbicidas para lograr un control efectivo

Lo que debe saber acerca de los HERBICIDAS para lograr un control efectivo

Se le llama mala hierba o maleza a todas aquellas plantas que crecen y se desarrollan en un lugar y momento no deseado en el agrosistema. Éstas compiten por espacio y nutrientes con cultivos de interés económico. 

Uno de los métodos más eficaces para su control es el control químico  a base de herbicidas.

Nuestro experto nos explica:

¿Cómo elegir el herbicida adecuado?

Para elegir el herbicida adecuado debemos de tener en cuenta el estado del cultivo de interés económico, el estado y el tipo de maleza que deseamos controlar. Este diagnóstico se realiza porque no todos los herbicidas cuentan con el mismo modo y mecanismo de acción.

Los herbicidas podemos clasificarlos según su: selectividad, sitio de aplicación y momento de aplicación.

Modo de acción

Acción No Selectiva

Para elegir el herbicida adecuado debemos de tener en cuenta el estado del cultivo de interés económico, el estado y el tipo de maleza que deseamos controlar. Este diagnóstico se realiza porque no todos los herbicidas cuentan con el mismo modo y mecanismo de acción.

Acción Selectiva

Es aquel que se utiliza para el control en específico de un grupo de malezas sin afectar el cultivo. 

Por ejemplo, malezas de hoja ancha (dicotiledóneas) o gramíneas (Cynodon, cyperus). 

Ej: Nicosulfuron

Sitio de aplicación

Residual

Los herbicidas residuales comúnmente son aquellos que se emplean para eliminar las malas hierbas al pie del cultivo. 

Su efecto puede durar semanas o meses, así que puede realizarse otra aplicación después del mes y medio.

Ej: Atrazina

Foliar

El herbicida de aplicación foliar puede clasificarse en herbicida de contacto o herbicida sistémico:

Los de contacto son todos aquellos que destruyen hojas y tallos donde se apliquen. No afectando la raíz. 

Ej: Glufosinato de amonio

El herbicida sistémico también se aplica sobre las hojas y tallos, pero con la diferencia que estos son absorbidos y la savia traslada hasta la raíz para que la totalidad de la planta muera.

Ej: Nicosulfuron

Momento de aplicación

Pre-siembra

Estos herbicidas se aplican antes de la siembra o antes del transplante. Esto facilita las labores de preparación del suelo.

Ej: Paraquat

Pre-emergente

En cultivos anuales la mayoría de los herbicidas preemergentes se aplican después de la siembra, pero antes de la emergencia de malezas y cultivos. Hay que considerar tener un terreno húmedo para una mayor efectividad. 

Ej: Atrazina

Post-emergente

Los herbicidas de postemergencia son aquellos que se aplican después de la emergencia de la maleza en estado de plántula más o menos desarrollada. 

Ej: Nicosulfuron

RECOMENDACIONES DE APLICACIÓN

  • Leer y comprender la etiqueta del herbicida a utilizar.
  • Utilizar equipo de protección adecuado.
  • Calibrar bomba de aplicación.
  • Aplicar cuando no haya mucho viento para evitar deriva del herbicida.
  • Aplicar a temperaturas menores de 30 oC.
  • Utilizar boquilla adecuadas de abanico plano.
  • Utilizar accesorio de campana.

Fuente: 
http://www.fao.org/3/t1147s/t1147s0e.htm
https://www.aapresid.org.ar/wp-content/uploads/sites/3/2014/04/Espinoza-y-otros.-Selecci%23U00c3%23U00b3n-y-uso-adecuado-de-herbicidas-pree.pdf

Suscríbase GRATIS a Nuestro Blog

únase a más de 14 mil agricultores que forman parte de nuestra comunidad

¡Suscríbase a nuestro boletín mensual GRATIS!