Search

Mosca blanca: ciclo de vida, daños y control en hortalizas

La Bemisia tabaci perfora la superficie de hojas y tallos con su aparato bucal y promueve la transmisión de al menos 250 tipos de virus.

Allan Urbina

Ingeniero agrónomo

La mosca blanca (Bemisia tabaci) es una de las plagas que más daño causa en el cultivo de hortalizas, y pese a que mide 1 mm de longitud, ataca a unas 250 especies de plantas en la región, causando daños de forma directa e indirecta.

Ciclo de vida de la mosca blanca

Esta plaga coloca sus huevos en círculos o semicírculos, en el envés de las hojas jóvenes. Al principio, los huevos son blancos, y luego se tornan de color café oscuro.

A una temperatura de promedio de 30 °C, el desarrollo de huevo a adulto puede durar hasta 20 días; sin embargo, a mayor temperatura, este tiempo se acorta. Los adultos machos viven alrededor de 28 días, y las hembras, 60.

Conozca los daños que causa la plaga

La mosca blanca posee un aparato bucal picador-chupador, lo que le permite perforar la superficie de las hojas y tallos para succionar fluidos celulares, incluyendo la savia.

  • De forma directa, reduce el vigor de las plantas, la calidad de la cosecha y el rendimiento del cultivo.
  • De forma indirecta, promueve el desarrollo del hongo fumagina y transmite más de 250 tipos de virus.

¿Cómo se controla la mosca blanca?

Su control puede realizarse por medio de un manejo integrado, en el que se incluye 5 métodos:

  1. Control cultural: este consta de un plan de fertilización adecuado, manejo de malezas y residuos, rotación de cultivos, entre otros.
  2. Control etológico: comprende el uso de trampas plásticas amarillas con adhesivo, para monitoreo y control de los insectos.
  3. Control mecánico: se vale de microtúneles, macrotúneles e invernaderos que se usan para aislar el cultivo de forma efectiva.
  4. Control biológico: se aconseja el uso de bioinsecticidas a base de extractos de Ricinina y Berberina.
  5. Control químico: las aplicaciones químicas deben realizarse cuando aparezcan las primeras ninfas, y alternarlas con bioinsecticidas. Entre los ingredientes aconsejados están el Acetamiprid, Imidacloprid y el Thiametoxam.

Por último, para evitar resistencia se debe contar con un programa fitosanitario que ofrezca rotaciones de ingredientes activos, así como mecanismo y modo de acción.

Su opinión es importante

4.3 11 votes
CALIFICACIÓN
Subscribirse
Notify of
1 Comentario
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Anonymous
3 months ago

En tomate bajo invernadero

únase a más de 35 mil agricultores que forman parte de nuestra comunidad

¡Suscríbase a nuestro boletín mensual GRATIS!