Categories
Nutrición y salud del suelo

¿Qué elementos suministran los fertilizantes y cómo se lee su nomenclatura?

¿Qué elementos suministran los fertilizantes y cómo se lee su nomenclatura?

Existen dos tipos de fertilizantes, los simples y los compuestos

Descargue contenido exclusivo adicional sin costo

Los fertilizantes contienen elementos para la nutrición de los cultivos. Estos constan de macroelementos, elementos secundarios y microelementos.

¿Qué son los macroelementos en los fertilizantes?

La fertilización ayuda a los cultivos a tener más tolerancia a plagas y enfermedades. Foto solo ilustrativa. (Foto: Cambiagro)

Los macroelementos necesitan en grandes cantidades. Los suelos pueden ser naturalmente pobres en estos elementos o pueden llegar a ser deficientes debido a la extracción de los nutrientes por los cultivos a lo largo de los años.

Entre estos encontramos primarios y secundarios:

Primarios

Secundarios

¿Qué son los microelementos?

Estos son requeridos en cantidades mínimas para el crecimiento correcto de las plantas. Estos son:

¿Qué tipos de fertilizantes existen en el mercado?

Estos varían, según los compuestos que contienen, y están divididos en fertilizantes simples y fertilizantes compuestos.

Fertilizantes simples

El más conocido de los fertilizantes simples es la urea. (Foto: Archivo)

Estos fertilizantes contienen un solo tipo de compuesto químico y en el producto final no se ha efectuado ninguna mezcla. Por ejemplo:

Fertilizantes compuestos

Los fertilizantes compuestos se subdividen en mezclados y complejos. (Foto: Archivo)

Son productos que contienen por lo menos dos nutrientes principales en su forma asimilable por las plantas. Se pueden subdividir en fertilizantes mezclados y fertilizantes complejos.

MEZCLADOS

Contienen más de uno de los tres nutrientes principales: N, P, K. Se obtiene de la mezcla mecánica de los fertilizantes simples, generalmente en forma sólida, como ejemplos el 20-20-0 y el 18-46-0 (DAP).

COMPLEJOS

Contienen más de uno de los tres nutrientes principales y son obtenidos por combinación química, como ejemplos el 15-15-15 (triple 15) y el 18-6-12+MgO+S+B+Zn.

¿Cómo leer la nomenclatura de un fertilizante?

La cantidad de elementos que contiene cada fertilizante está medida según el uso que se le dé en el campo, cultivo y etapa de este. (Foto: Cambiagro)

La nomenclatura de los fertilizantes expresa el porcentaje total del elemento presente dentro del empaque o saco.

Por lo regular, en texto más grande y visible se puede ver la cantidad de elementos primarios que contienen, siendo estos, nitrógeno (N), fósforo (P2O5), potasio (K2O), separados por guiones (-).

Debajo de esta fila se encuentran los elementos secundarios y micronutrientes (+EM) que contiene, separados por el signo más (+).

En el empaque de los fertilizantes encontrará la siguiente nomenclatura. (Foto: Cambiagro)
La cantidad real en peso de cada elemento, considerando que el peso total del saco de fertilizante es de 45.35 kg.

¿Cómo sé qué fertilizante utilizar?

La decisión para saber qué fertilizante utilizar se debe de basar en la cantidad de elementos que necesita la planta para su desarrollo y producción; asimismo, se debe de verificar la disponibilidad de nutrientes que hay presentes en el suelo.

A través de este análisis se puede tomar la decisión de cuánto y qué fertilizante utilizar.

Su opinión es importante

Categories
Protección y bioestimulación

¿Qué se debe hacer para controlar los hongos en los cultivos?

¿Qué se debe hacer para controlar los hongos en los cultivos?

Los hongos causan un 85 % de las enfermedades en las plantas

Descargue contenido exclusivo adicional sin costo

En época de lluvia, es común que los hongos ataquen los cultivos. Los patógenos que los producen pueden estar presentes en el suelo o en las herramientas de trabajo diario.

De acuerdo con investigaciones de la Extensión de la Universidad del Estado de Michigan, en Estados Unidos, un 85 % de las enfermedades en las plantas son causadas por hongos u organismos similares a estos.

Los hongos comprenden una gran variedad de organismos, como levaduras, setas, hongos venenosos y mohos. Estos no son plantas, porque no pueden realizar fotosíntesis y dependen de otro organismo para alimentarse.

Algunos se asocian con algas para formar líquenes, otros con raíces para formar micorrizas, mientras que los hongos parásitos se alimentan de otro ser vivo y le causan daño.

La lesión del tizón en el maíz es causada por el hongo Excerohilum turcicum. (Foto: Archivo)
La mancha de hierro en el café es causada por un agente en el hongo Cercospora coffeicola. (Foto: Archivo)

Otros hongos se han incorporado a nuestra alimentación, como el vino y el pan (levadura Sacharomyces); los champiñones, el pleoroto ostra y las setas, como hongos comestibles, y algunos quesos que también necesitan de un hongo para aportar sus características.

En aplicaciones biotecnológicas se utiliza el hongo Penicillium, para el antibiótico penicilina.

Diferencias entre hongos y bacterias

Pese a no ser lo mismo, en ocasiones se suelen confundir las bacterias y hongos. Las bacterias son microorganismos celulares que se encuentran en todas partes. Algunas son beneficiosas para la naturaleza, y se utilizan para producir medicina, limpiar derrames de petróleo y producir alimentos, como el yogur.

El mildiú polvoriento del tomate es causado por el hongo Leveillula taurica. También afecta las plantas de pimiento, pepino y berenjena. (Foto: Archivo)

Algunas características de los hongos

Son micro y macroscópicos, no son capaces de hacer fotosíntesis, por lo que necesitan alimentarse de compuestos orgánicos, son unicelulares y multicelulares, pueden reproducirse sexual y asexualmente, producen esporas (estas son más pequeñas que las semillas de las plantas) y presentan pared celular.

Las bacterias son microorganismos de pocos micrómetros que suelen confundirse con hongos, sin ser lo mismo. (Foto: Cambiagro)

Algunas características de las bacterias

Son seres microscópicos, no poseen núcleo, algunas producen su propio alimento, mientras que otros lo recopilan de otras especies, son unicelulares, presentan pared celular y se reproducen por división.

6 consejos para el manejo de los hongos

Para prevenir y evitar los daños que causan los hongos, es necesario seguir una serie de recomendaciones en las labores de campo.

PRÁCTICAS CULTURALES DE PREVENCIÓN
Se deben cultivar variedades resistentes a las infecciones comunes y tener prácticas adecuadas de manejo, como poda, riego, fertilización y control de malezas.

MONITOREO CONSTANTE
Estar atento a variaciones físicas e identificar el agente que causa daño, tomar notas del porcentaje de las plantas afectadas y severidad, así como llevar un registro del clima.

CONTROL MECÁNICO
Se deben erradicar las fuentes de inóculo para interrumpir la reproducción de enfermedades, así como el laboreo mecánico para el control de malezas, que pueden ser hospederos de plagas.

CONTROL BIOLÓGICO
Los biológicos naturales pueden controlar enfermedades con poco impacto ambiental.

CONTROL QUÍMICO
Debe usarse en momentos específicos del ciclo de una determinada enfermedad. Su uso es en las dosis recomendadas por el fabricante; además, es importante seguir las instrucciones en la etiqueta y estar pendientes de su efecto residual.

EVALUAR LOS RESULTADOS
Esto ayuda a corregir, mejorar los métodos y optimizar los resultados.

Su opinión es importante

Categories
Buenas prácticas agronómicas

Control etológico de la broca del café

Control etológico de la broca del café

Conozca cómo preparar trampas artesanales para controlar estos insectos en el cultivo

Descargue contenido exclusivo adicional sin costo

La broca del café (Hypothenumus hampei) es la plaga que causa más daño económico al cultivo de café en el mundo. (Foto: Archivo)

La broca del café, también llamada barrenador del café, gorgojo del café y taladro de cereza del cafeto (Hypothenemus hampei), es considerada la plaga que causa más daño económico al cultivo de café. Deja pérdidas por al menos US$500 millones al año. Actualmente, se encuentra en 63 países, 19 de América.

Como adulta, esta plaga taladra el grano de café, lo que causa reducción de la producción y de la calidad del fruto; además, deja el cultivo vulnerable a otras plagas.

Las alternativas de control y manejo para este insecto son variadas, y se aconseja el uso del Manejo Integrado de la Broca (MIB), cuyas herramientas incluyen el control cultural, biológico, químico y etológico, este último es en el que nos centraremos en este artículo.

¿Qué es el control etológico?

El objetivo fundamental es reducir las poblaciones de insectos que afectan el fruto del café. (Foto: Archivo)

Se basa en el estudio del comportamiento de las preferencias de la plaga, según su estado. Se analizan las horas de desplazamiento de insectos, sus hábitos alimenticios, su preferencia por colores y condiciones de apareamiento. Incorpora el uso de trampas de luz, calor, plástico con pegante, feromonas y alimenticias, esta práctica consiste en eliminar granos que quedan de la cosecha para evitar que la broca se reproduzca en granos que quedan en campo.

El objetivo fundamental es reducir la población sobreviviente entre cosechas, la infestación inicial y la tasa de incremento de población para la siguiente cosecha.

El control se realiza a través de trampas artesanales con alcoholes etílico y metílico.

Se pueden capturar cantidades significativas de adultos, pero únicamente en el período cuando no hay frutos en las plantas.

Por su bajo costo y eficacia, las trampas artesanales son usadas desde México hasta Sudamérica y el Caribe. Existen dos tipos de trampas, el de vasos múltiples, empleado mayormente en Costa Rica, y el de botellas PET (polietileno tereftalato).

Este último es una botella con ventanas, para atraer, capturar y controlar la broca, cuyo desarrollo se atribuye al Dr. Amador Villacorta, investigador del Instituto Agronómico de Paraná, en Brasil.

Elaboración de la trampa

MATERIALES

Se deben colocar 20 trampas artesanales, distribuidas uniformemente, por cada hectárea del cultivo de café. (Ilustración: Cambiagro)

PASO 1

Elaboración de los moldes

En el primer molde (de 11 cm x 30 cm) para drenaje de la trampa dibuje a 9 cm de la base del rectángulo una línea horizontal, y sobre esta haga 4 marcas, a 2.5 cm; 10 cm, 19 cm y 26 cm del borde izquierdo. A los lados de cada marca, sobre la línea, haga dos agujeros separados por 1 cm entre sí. En total serán 8 agujeros.

El segundo molde (de 11 cm x 20 cm) se usará para fijar el dispersor. Marque una línea horizontal a 8 cm de la base. Sobre esta, marque un punto a 10 cm del borde izquierdo, sobre la línea horizontal. En esa marca, también abra dos agujeros con 1 cm separados entre sí.

PASO 2

Marcación y corte de la botella

Con el primer molde rodee la base de la botella, asentando sobre una superficie plana ambos materiales. Sin mover, marque los agujeros con ayuda de un marcador o plumón. Además, marque la botella con una línea horizontal, tomando como regla la parte superior del primer molde.

Coloque la base del segundo molde sobre la línea que marcó previamente y delinee su contorno sobre la botella, esto será para la abertura de la trampa. Gire el molde sobre la misma línea base hasta que quede al frente de la marca de la abertura y marque los dos agujeros para sujetar el dispensador.

Perfore los agujeros señalados previamente y abra la ventana con ayuda de una tijera o cuchilla.

PASO 3

Preparación de la mezcla y difusor

Para 1 litro de mezcla, prepárela en un recipiente aparte con 750 ml de metanol y 250 ml de etanol. Vierta este contenido en otro recipiente, colocando la tela de malla fina con una cucharada de café tostado y molido. Esto da como resultado un líquido amarillo con olor a café.

Coloque el líquido dentro del frasco de medicamento, tápelo y perfore un orificio pequeño con aguja capotera, previamente calentada con el encendedor/mechero.

PASO 4

Colocación de difusor y trampa

Rodee con el alambre galvanizado la boquilla del difusor, y colóquelo dentro de la botella, usando los orificios previamente abiertos.

Rodee la boquilla de la botella PET con alambre galvanizado y deje suficiente margen para colgarla.

Llene de agua la base de la botella y cuelgue la trampa. Se utilizan 20 por cada hectárea de café. Como consejo y para motivos de conteo, marque cada botella con un número que las identifique.

Coloque el líquido dentro del frasco de medicamento, tápelo y perfore un orificio pequeño con aguja capotera, previamente calentada con el encendedor/mechero.

Mantenimiento de la trampa artesanal

  • Una vez a la semana se debe retirar la basura y las brocas de las trampas; además, llenar el receptáculo con líquido limpio.
  • La mezcla atrayente en el frasco dispersor se rellena una vez al mes.
  • La limpieza total (lavado de cada trampa) se realiza cada seis meses.

Otras recomendaciones

  • Evitar dejar residuos de fruto en la planta o en el suelo
  • Eliminar los cafetales abandonados
  • Realizar buen control de malezas
  • Hacer fertilizaciones adecuadas y oportunas
  • Cortar de frutos prematuros
  • Efectuar un manejo apropiado de la broza y los residuos de los beneficios
  • Manejar un distanciamiento adecuado a las recomendaciones técnicas
  • Realizar constantes monitoreos a la broca

Su opinión es importante

únase a más de 28 mil agricultores que forman parte de nuestra comunidad

¡Suscríbase a nuestro boletín mensual GRATIS!