Search

Maíz guacho: clave contra la chicharrita

El maíz guacho es hospedero de la chicharrita (Dalbulus maidis). (Foto: Aapresid)

El achaparramiento del maíz se ha convertido en el mayor desafío para los productores maiceros en Argentina en esta temporada.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, esta enfermedad provocó una caída de 65 millones de toneladas en la estimación de la producción nacional entre marzo y abril, y su impacto en el ciclo maicero 2023/2024 aún es incierto​​.

En este contexto, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), indicó que la eliminación de los maíces guachos, que actúan como reservorios del vector y la enfermedad, se presenta como una medida importante para su control.

Conozca todo sobre el Dalbulus achaparramiento del maíz

El maíz guacho, también conocido como maíz voluntario, se origina a partir de espigas rotas y granos perdidos durante la cosecha que germinan en los lotes, banquinas (banquetas) y áreas urbanas.

Estos maíces actúan como un “puente verde” entre cosechas, albergando tanto al vector del achaparramiento como a los agentes causales de la enfermedad.

Al alimentarse de una planta contaminada, la chicharrita (Dalbulus maidis) puede infectarse y transmitir los patógenos a otras plantas sanas​​.

Estrategias de manejo

El control de plantas guachas debe comenzar durante la cosecha de maíz de la temporada anterior. Es esencial una adecuada regulación de la cosechadora para evitar la caída excesiva de granos y la ruptura de espigas.

Según los especialistas Juan Pablo Vélez y Santiago Tourn, en un informe reciente, las prácticas recomendadas incluyen la inspección estática del cabezal, ajustes en el lote, sistemas de trilla, separación y limpieza, monitoreo constante, capacitación del personal y acompañamiento técnico especializado​​.

Control químico

El uso de herbicidas selectivos, como graminicidas, es efectivo para el control del maíz voluntario, especialmente cuando las plantas tienen hasta 3 o 4 hojas.

Aplicar herbicidas en etapas más avanzadas permite el desarrollo del vector, aumentando el riesgo de infección.

Los herbicidas FOPs (Ariloxifenoxipropionatos) y DIMs ( Ciclohexanodionas) son eficaces en los primeros estados vegetativos, aunque los FOPs presentan mayor eficacia en estadios más avanzados.

Lea: ¿Por qué las malezas desarrollan resistencia a los herbicidas?

Es fundamental tener en cuenta el estado fenológico del maíz y aplicar los principios básicos de aplicación, como las condiciones climáticas, elección de boquilla, cobertura de gotas y uso de adyuvantes​​.

Los lotes infectados disminuyen el rendimiento de su producción. (Foto: eleco.com.ar)

Manejo adecuado

El manejo adecuado de los maíces guachos no solo previene el achaparramiento, sino que también mejora la rentabilidad y productividad de los cultivos.

Una combinación de acciones durante la cosecha y una planificación cuidadosa para la próxima temporada puede reducir significativamente el riesgo de la enfermedad​​.

El control del maíz guacho es una estrategia esencial en la lucha contra el achaparramiento del maíz, de acuerdo con Aapresid.

Mediante la regulación adecuada de la cosechadora y el uso estratégico de herbicidas, los productores pueden romper el ciclo biológico del vector y minimizar la propagación de la enfermedad, protegiendo así sus cultivos y asegurando una producción más saludable y rentable.

Fuentes: Aapresid / eleco.com.ar

Su opinión es importante

0 0 votes
CALIFICACIÓN
Subscribirse
Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

únase a más de 35 mil agricultores que forman parte de nuestra comunidad

¡Suscríbase a nuestro boletín mensual GRATIS!