Manejo integrado de plagas (MIP)

El manejo integrado de plagas o MIP es un enfoque para el control de plagas que se basa en la prevención, eliminando de raíz las causas del problema. 

Nuestra experta nos explica los pasos más importantes del manejo integrado de plagas:

6 pasos para el éxito

Conoce a tu enemigo

El primer paso del manejo integrado de plagas es la adecuada identificación de la causa del daño:

  • Es necesario saber identificar correctamente si se trata de causa de una biótica como un insecto o es un hongo, o se trata de daño abiótico como un daño mecánico o daño por heladas, por ejemplo.
  • Una vez identificamos que es una plaga, es importante conocer específicamente la especie de la plaga que nos esta causando daño ya que cada especie tiene ciclos de vida y comportamientos específicos que determinan su control

Aprende sobre el ciclo de vida de la plaga y el hospedero

El momento en que nos percatamos sobre una plaga puede ser demasiado tarde para controlarla efectivamente con una fumigación, a menudo hay otra etapa en el ciclo de vida en la cual la plaga es mas susceptible a acciones preventivas.

Monitorea constantemente para tener registros sobre las plagas

Las acciones preventivas deber ser llevadas a cabo en el momento correcto para que sean efectivas. Por esta razón se debe monitorear el cultivo antes que las plagas sean un problema. Se debe establecer un método de monitoreo apropiado para el cultivo y las posibles plagas, así como un registro en donde podamos anotar la fecha, presencia o ausencia, distribución y si las poblaciones están aumentando o disminuyendo.

Establece umbrales de acción

En algunos casos cierto número de insectos pueden ser tolerados. Algunos cultivos como el frijol y soya toleran cierto porcentaje de defoliación, así que si se encuentra una larva en toda la plantación y su población no incrementa dramáticamente, es posible que no sea necesario tomar ninguna medida. Por el contrario, llega un punto en el cual debemos tomar acción, este es el punto en el que el costo del daño es mayor que el costo del control y se conoce como umbral económico. La tolerancia a la plaga también varía si nuestro cultivo se encuentra en riesgo de salud (un virus por ejemplo), entonces tendríamos una tolerancia baja. Si se trata de un daño simplemente cosmético en una situación no comercial podríamos tener un nivel de tolerancia  mas alta.

Elige un método de control

Existen una diversidad de opciones de control y tradicionalmente se dividen en 4-6 categorías organizadas en forma de una pirámide empezando por las prácticas preventivas que son la base para un cultivo sano y terminando por las acciones correctivas cuando ya tenemos  un serio problema. Estos métodos son el control cultural, control genético, control legal,  control físico mecánico, control etológico, control biológico y control químico.

Evalúa los resultados

Verifica por medio de monitoreos, si el control aplicado ha sido efectivo y has obtenido los resultados deseados. Registra el método  utilizado y su efecto en la población de la plaga, así aspectos a mejorar o efectos no deseados.

únase a más de 2,000 agricultores que forman parte de nuestra comunidad

Manténgase a la vanguardia de la industria, reciba valiosa información de los cultivos de su interés, descubra las mejores prácticas de la región y lleve su cultivo al siguiente nivel.