¿Puede la fertilización mejorar la salud del suelo?

Descubra como promover un suelo sano y sostenible para sus cultivos.

¿Cuál es su fruta, verdura o legumbre favorita? ¿Puede imaginar que ya no pueda comerla nunca más porque no hay suelo en el planeta con los nutrientes para  cultivarlas y cosecharlas? ¡Sería terrible! Los humanos dependemos del suelo para satisfacer nuestras necesidades de alimento y biocombustible. Esta capa de elementos sólidos que cubre la tierra es dinámica, es un sistema vivo multifuncional tan variado como las condiciones ambientales de la región que la delimita, de manera que cada ecosistema tiene características de descomposición y transformación de desechos orgánicos que definen la fertilidad, calidad o salud del suelo.

No es secreto que nos encontramos en una época donde es urgente la producción de alimento, por lo que estamos íntimamente relacionados con la fertilidad del suelo. Así que debemos mejorar el rendimiento sostenible de nuestros cultivos sin vulnerar el equilibrio ambiental, ni dañar la capacidad del suelo para producir y recuperarse. Lograrlo requiere del uso de tecnología como:

La calidad de nuestros cultivos depende de la calidad y salud del suelo, así que vale la pena reflexionar sobre cómo los fertilizantes lo afectan. La clave es el equilibrio, el uso inteligente en cantidades que favorezcan, no que perjudiquen las condiciones naturales, ya que impactan en la rentabilidad de nuestra producción agrícola.

Fertilización baja o exagerada agota y degrada los nutrientes del suelo. Al contrario, el uso regular de fertilizantes adecuados se asocia con el aumento gradual y consistente de la MOS (Materia Orgánica del Suelo). Por lo tanto, es un error pensar que el uso de fertilizantes con N (Nitrógeno) disminuye la MOS; por el contrario, puede ser beneficioso para ella.  

El crecimiento de los cultivos depende de la forma y la cantidad de N aplicado y de la capacidad de almacenamiento del suelo. El mantenimiento y mejora en la salud del suelo y sus micronutrientes es posible cuando los agricultores aplican fuentes de nutrientes como minerales fertilizantes.

Dicho de otra forma, el uso de fertilizantes minerales es esencial para garantizar la seguridad alimentaria de la humanidad. Además de mejorar el rendimiento de los cultivos, los fertilizantes influyen en las propiedades del suelo, por lo que debemos asesorarnos para que los efectos siempre sean positivos.

Asegurar el impacto deseable en el suelo depende de la inteligente y científica gestión de nutrientes. Las buenas prácticas aseguran que la producción de cultivos sea eficiente y que se reduzcan los efectos ambientales nocivos.

El consejo es buscar asesoría para aplicar fertilizantes minerales que garanticen el uso eficiente y eficaz de los nutrientes, además de contribuir con salud del suelo.

Fuente: Singh, Ryan; (2015)Managing Fertilizers to Enhance Soil Health IFA

Suscríbase GRATIS a Nuestro Blog

únase a más de 14 mil agricultores que forman parte de nuestra comunidad

¡Suscríbase a nuestro boletín mensual GRATIS!