Tormentas ... sequías ... insectos

¿Cómo restaurar mi cultivo luego de un episodio de estrés?

En condiciones ideales, los requerimientos nutricionales de las plantas son cubiertos por medio de la absorción de nutrientes que realizan las raíces del suelo. Sin embargo, debemos estar preparados para factores externos que puedan afectar el éxito del cultivo. 

Habitualmente ocurren situaciones en el entorno, como tormentas y sequías, en las cuales a pesar de existir una adecuada oferta de nutrientes en el suelo, la planta sufre algún grado de estrés que le hace imposible asimilarlos de manera adecuada.

A este fenómeno se le llama estrés biológico 1 y se deriva de un cambio o alteración en el medio ambiente. El problema surge cuando a raíz de este estrés, el crecimiento y desarrollo de la planta se ve afectado. 

¿Cuáles son las causas del estrés biológico?

Los ambientes estresantes para la mayoría de los cultivos son claramente reconocidos. En estos ambientas se encuentran factores estresantes bióticos (originados por seres vivos) y abióticos. Dentro de los ambientes estresantes se encuentran: regiones áridas o secas; áreas muy frías o muy cálidas; terrenos bajos con alta posibilidad de inundación; suelos con elevado contenido de sales solubles y ambientes propensos al ataque de plagas y/o enfermedades. La competencia entre plantas del mismo cultivo o entre el cultivo y malezas es también considerado un estrés biótico. 2

Es importante remarcar que un cultivo puede estar sufriendo condiciones de estrés sin producir síntomas evidentes para ser percibidos por los agricultores.

Cuando la planta ha superado este periodo de estrés, es necesario reactivar su metabolismo para remediar los daños causados y para compensar el deterioro fisiológico a la que fue sometida. Como parte del proceso de reactivación se recomienda la aplicación de productos Bioestimulantes. 3

El mayor beneficio de los Bioestimulantes es que son un sustrato de disponibilidad inmediata y pueden ser incluidos para reactivar las rutas metabólicas que fueron afectadas durante los periodos de estrés a los que fue sometida la planta.

Cada Bioestimulante activa rutas metabólicas específicas dentro de la planta. El estado fisiológico de la planta en el que es aplicado el Bioestimulante es el factor más determinante para definir cuál es el bioestimulante adecuado a añadir para obtener la respuesta metabólica esperada y el consecuente beneficio en el cultivo.

Lo motivamos a explorar los bioestimulantes como una herramienta para reactivar el desarrollo óptimo de sus cultivo, luego de una etapa de estrés.

¿Ha sufrido su cultivo de estrés recientemente?

Estrés biológico: el efecto negativo en el metabolismo de la planta que se origina ante cualquier alteración o cambio en el medio ambiente en el que se encuentra y que es capaz de influenciarla y originar una variación en el crecimiento o desarrollo. El grado y la intensidad de esta variación ambiental determinarán el nivel de estrés y la magnitud del daño causado en el metabolismo de la planta. Fuente: Artículo ¿Qué es el estrés biológico de los cultivos? Autor: AgritecGEO – DISAGRO

Fuente: Artículo ¿Qué es el estrés biológico de los cultivos? Autor: AgritecGEO – DISAGRO

3 Bioestímulantes: “Toda aquella sustancia de origen natural o sintética constituida por moléculas orgánicas, que puede o no ser enriquecida con moléculas inorgánicas, microorganismos vivos o extractos de estos, y que actúa positivamente en alguna o algunas rutas fisiologías de las plantas”

Pieza desarrollada por:  
Profesionales     

Fecha: Diciembre, 2020

únase a más de 2,000 agricultores que forman parte de nuestra comunidad

Manténgase a la vanguardia de la industria, reciba valiosa información de los cultivos de su interés, descubra las mejores prácticas de la región y lleve su cultivo al siguiente nivel.